Ricardo Buryaile: “Argentina no será Venezuela”.

20

“Nuestro país no vive hoy momentos de tranquilidad, el sueño del mundial quedó atrás y pronto nos despertó el procesamiento del vicepresidente de la Nación”, expresó el diputado nacional por Formosa, Ricardo Buryaile. “Mientras tanto, el gobierno de Cristina Kirchner parece haber decidido radicalizar sus errores y no está dispuesto a dar marcha atrás en sus decisiones. El problema es que todos estamos en el mismo barco, los Argentinos y la Argentina que viene”, agregó.

“¿Cuál es la virtud del “modelo” que llevó a que nos haga falta lo que hasta hace poco nos sobraba? Exportábamos gas, y hoy debemos importar a precios altísimos impagables por la gente; exportábamos carne, hoy cerraron más de 150 frigoríficos; exportábamos 10 millones de toneladas de trigo, y teníamos tantas reservas en el BCRA como optimismo en la gente. Hoy nos sobra inflación, desocupación, aislamiento del mundo, y no alcanzan siquiera los planes sociales para contener la pobreza creciente, ni las distracciones pasajeras para vencer el desánimo”, resumió Buryaile.

Respecto del proyecto de Ley de Abastecimiento impulsado por el oficialismo el legislador expresó: “Nos hablan de “empresas que atemorizan a los ciudadanos”, con la amenaza de aplicarles nada menos que la ley antiterrorista.

Nos hablan de “empresarios desestabilizadores que atentan contra la democracia” para sostener el intento de sancionar una ley que les permitirá, lisa y llanamente, intervenir en todas las etapas del proceso económico, controlando unos 400 mil productos cuando no pueden controlar unos 300 con precios cuidados, suplantando las decisiones privadas por la voluntad discrecional de un funcionario, para dar así un marco legal a lo ilegítimo”.

“El oficialismo preso del relato, parece hasta creerlo, intentando institucionalizar con la nueva ley de `regulación de las relaciones de producción y consumo´ medidas ilegales, contrarias a nuestra Constitución por donde se las mire. La ley de abastecimiento es un régimen de excepción concebido para contextos de emergencia y desabastecimiento, que intentan convertir en una regulación permanente que permitirá -aún más- todo tipo de intromisiones del Estado en la economía”, afirmó.

Para Buryaile, “quienes voten esta ley se convertirán en traidores a la Patria por delegar en funcionarios públicos facultades propias del Congreso Nacional y derechos individuales como la inviolabilidad de la propiedad privada. Con esta ley, un simple funcionario podrá decirle a un productor de carne que haga trigo, o a una empresa que produzca más aunque pierda plata”.

“Como legislador voy a votar en contra de esta iniciativa. Pero como ciudadano no puedo dejar de advertir que esta reforma amenaza nuestra discrecionalidad, que puede quedar en manos de un funcionario público. Lo dije durante la campaña, vienen por nuestra Libertad, como en Venezuela. Insto a los ciudadanos a informarse, y a que defendamos juntos nuestra preciada Libertad”, concluyó. EL COMERCIAL- Formosa.

Comentarios

Comentarios