Se terminó la angustia: llegó el medicamento para Josué

127

Alicia Esquivel, la mamá de Josué, el pequeño de 3 años que sufre de deficiencia de BH4 y no procesa proteínas, no pudo ocultar su emoción al contar con el ansiado medicamento que necesitaba para que el pequeño se alimente normalmente, después de días de calvario ante la falta de respuesta del ProFe. Gracias a la gestión de la senadora Nora Nazar pudo adquirir el costoso medicamento.

“Lloré mucho porque con quien estaban jugando no era conmigo sino con mi hijo”, dijo

 

Alicia resaltó la gestión de la senadora Nora Nazar: “Nadie se acercó a mí, nadie vino y me dijo algo, de tantos políticos que hay, ¿necesitas algo, estás bien? Sólo fue la señora Nora que mandó a su secretario estos días al hospital para saber cómo estaba o si necesitaba algo. Estoy feliz, no tengo más que palabras de agradecimiento. Mi hijo ya tienes medicamento. Para ella solo más que gracias”.-

“Josué está flaquito, muy debilitado, pero es fuerte. Hoy ni bien le di el remedio ya pudo comer. Le voy a comprar helado, leche, yogurt…”, contó con evidente emoción.

“Mi hijo tiene deficiencia de BH4 y no procesa proteínas”, dijo Alicia. Por esta razón, Josué, de tres añitos no puede consumir casi ningún tipo de alimento y debe ser tratado con el medicamento llamado “Kuvan”, que es un comprimido y debe ser administrado por el resto de su vida.

Alicia contó que a su hijo “le diagnosticaron esta enfermedad al mes de nacimiento, por medio de la sangre que le sacan de los pies al nacer. Si él consume proteínas, sin el medicamento, le produce daños neurológicos. Al mes de nacer, al tomar la teta, ya le produjo daños, como ser un ojito que ya tiene desviado”.

“Hacía tres meses que estábamos esperando el medicamento. Me tenían como una ratón, de un lado para otro y yo lloraba porque con quien estaban jugando no era conmigo sino con mi hijo», sostuvo la mujer.

Alicia contó que “siempre el PROFE me entregaba los medicamentos, nunca tuve problemas, pero desde hace tres mes que tuve todos estos inconvenientes…estas mentiras donde me decían: vení un día, vení otro y el medicamento nunca aparecía”.

«Hoy llamé con mi teléfono y no le atendieron, después llamé desde el teléfono de una amiga y ahí me atendieron y me dijeron que por lo que sabían el remedio estaría mañana. La verdad que no tenía ninguna esperanza, porque jugaron conmigo en todo momento”, sostuvo.

El Programa Federal de Salud debería entregarle la dosis solicitada en las próximas horas, lo que permitiría tener una reserva del medicamento para evitar el calvario vivido en estos días en el futuro.

Fuente: Radio Dos