SIN PUDOR: La UNaF organiza «charla política» para candidatos del Frente Para la Victoria

37

DE PLURALISMO NI HABLAR.Las  mismas autoridades que negaron ingreso a la UNaF de los diputados Prat Gay-Buryaile , y luego de los senadores Juez, Morandini y Naidenoff, son las que hoy junto a ADUFOR, organizan “charla política” para diputados nac del FpV.

Luego de censurar y cerrarles las puertas, de lo que debería ser una “casa de altos estudios” en las narices de los representantes de la oposición, las autoridades del Rectorado, de la Secretaría Académica de la UNaF, y del gremio ADUFOR, organizan y convocan docentes, estudiantes y no docentes a concurrir a una “charla política” que brindarán los diputados nacionales del Frente para la Victoria.

Desde hace varios días, en forma reiterada y sin ningún pudor, los que conducen la UNaF, vienen realizando desde el Rectorado, Secretaría Académica, Dirección de Prensa de la UNaF, y el gremio de ADUFOR, actividades militantes dirigida a convocar a docentes, estudiantes y no docentes para concurrir a (textual) “una charla política que brindarán los candidatos a diputados nacionales del Frente para la Victoria”.

Entendemos que no está mal que se promuevan y difundan eventos democráticos y participativos de este tipo, siempre –y teniendo en cuenta que son recursos de la Universidad- que sea para promover el saludable y enriquecedor debate de las ideas. Pero NO para este tipo actitudes mezquinas, egoístas, sectarias, de politiquería barata, que -como en este caso- representa la antítesis del pluralismo democrático.

Muy por el contrario, de lo que debería ser en democracia y en una Universidad, lo que aquí se promueve –con plata y recursos de la UNaF- es el pensamiento único pues no se convoca a quienes expresan ideas diferentes, y se prohíbe el ingreso a quienes defienden otras posiciones.

El permitir que todos se expresen posibilitaría poder desarrollar el pensamiento crítico y el enriquecedor análisis de las diferentes posiciones, pero eso nada tiene que ver con situaciones autoritarias, de discriminación y censura como la ocurrida el año pasado cuando se le negó la entrada a los senadores Luis Juez, Norma Morandini y Luis Naidenoff que estaban en contra de Dioxitek en Formosa.

O tampoco cuando se les negó el ingreso a un aula desocupada, a los diputados nacionales Prat Gay y Ricardo Buryaile para una charla improvisada e informal con alumnos, que los habían convocados.

LA DEGRADACIÓN DE LA UNAF: DE UNIVERSIDAD A UNIDAD BASICA

Que vergonzantemente degradada está la UNaF, convertida en una devaluada unidad básica administrada por punteros partidarios más que en una casa de altos estudios dirigida por profesionales, científicos o académicos.

Lo mismo pasa con un gremio que debería tener la prudencia y el respeto pues debería ser consiente que representa a docentes de todo tipo de ideologías y aún independientes que se ven agredidos y agraviados por estas actitudes absolutamente autoritarias y sectarias.

Así reaparecen después de trascender por ser la universidad de las fiestas hot de stripers, la de los títulos truchos o la de las autoridades procesadas por “comerse” los aportes de los docentes.

Parece que no aprendieron nada y siguen entendiendo que el prestigio de esta institución fundamental se puede tirar cada rato a los chanchos, con tal de quedar bien aunque sea un ratito, con el Gran y eterno Jefe.

LA UNaF VA A SOBREVIVIR A LOS GILDO INSFRAN

Los que realmente quieren a la universidad y valoran el postulado básico de autonomía, saben que la Universidad estuvo mucho antes y seguirá estando mucho después de los Kirchner o los Insfrán…

Qué lejos estamos de lo que debe ser el alto concepto de pluralismo y excelencia que durante siglos ha caracterizado como institución y que justamente le diera el nombre y su escencia el de UNIVERSIDAD, del latín “UNIVERSYTAS” … que significa la totalidad , el pensamiento crítico y la búsqueda permanente de la verdad, más allá de los dogmas políticos o religiosos. OTRA VERGÜENZA, OTRA DEGRADACIÓN INSTITUCIONAL DE LA GESTIÓN DE GILDO INSFRÁN Y POMELO FERREIRA. (OPINION CIUDADANA)