Tensión por cortes de las dos rutas de salida hacia Paraguay

203

Más de 24 horas después de implementarse sendos cortes en las rutas de salida desde Clorinda hacia el Paraguay, se vienen reiterando los momentos de mucha tensión, especialmente entre camioneros que ven impedidos sus posibilidad de cruzar la frontera, y los manifestantes clorindenses, fleteros, estibadores y unos pocos comerciantes que adhieren a la protesta.

Recordemos que la medida de fuerza fue en adhesión a la dura represión que sufrieron paraguayos que son habituales compradores en negocios de Clorinda, al manifestarse en la zona del control de Vista Alegre, a metros del Pte. Remanso, al ver restringida sus posibilidades de compra para revender en su país, un recurso laboral de miles de paraguayos que perdura a través de décadas y que es prácticamente el mayor generador del movimiento comercial de esta ciudad fronteriza argentina. Si bien el corte comenzó “con entendimiento en buenos términos”, especialmente con los gendarmes encargados de la prevención en la zona del piquete, desde ayer todo se complicó porque los camioneros, cada vez más impacientes por seguir viaje, también optaron por protestar a su manera, en este caso impidiendo que circulen vehículos livianos y colectivos.
Hasta los vecinos del Porteño Norte, lamentaron que la protesta afecte al transporte urbano que los conecta con el centro de Clorinda. “Es de mal gusto, tenemos gente enferma, docentes y trabajadores. No pueden estar reclamando a costa del sufrimiento de los demás, solo por defender sus bolsillos”, se escuchó decir a una mujer que pasaba caminando por el corte, al no poder hacerlo a través del transporte de pasajeros.
Por su parte los camioneros, reclamaron por casos de ratería, ataques e inseguridad, siendo más de uno agredido en circunstancias poco claras, en la noche, cuando la zona de la larga fila de camiones a lo largo del piquete, se transforma en un territorio fuera de control.

Llamativo

Otra circunstancia por demás llamativa en esta protesta es la escasa adhesión de comerciantes a pesar de la fuerte merma en las ventas.

Por eso es que se pueden ver camionetas con estibadores y batucadas, recorriendo la zona comercial prácticamente “apretando” a los comerciantes a bajar sus persianas, para adherir a la manifestación. LA MAÑANA ON LINE