Tras el cachetazo de Boca a River, Teo quedó en el ojo de la tormenta

171