Tsipras llega a Chipre en la primera visita de su gira europea

169

AGENCIAS

  • El primer ministro griego se reúne con el presidente chipriota, Nikos Anastasiadis.
  • El encuentro se centra en tratar temas bilaterales y europeos, así como la postura de ambos Gobiernos hacia Turquía.
  • Tras esta visita, el líder de Syriza viajará a Italia y Francia.
  • Grecia dice que no actuará de forma unilateral y trata de calmar a los inversores.

Visita a Chipre

El nuevo primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, llegó este lunes a Chipre en su primera visita oficial como jefe de Gobierno, con la cual abre una gira europea a la que seguirán visitas a Italia y Francia.

Tsipras fue recibido en el aeropuerto de Lárnaca por el ministro de Asuntos Exteriores, Ioannis Kassulidis, y posteriormente ha reunido en Nicosia con el presidente, Nikos Anastasiadis, un encuentro bilateral a cuyo término está prevista una rueda de prensa conjunta.

La reunión entre los dos mandatarios se centra en repasar temas bilaterales y europeos, así como la postura de los dos Gobiernos hacia Turquía, que tiene bajo su control el tercio norte de la isla.

A lo largo de la jornada, Tsipras visitará las denominadas Tumbas de los presos, el cementerio donde están sepultados los héroes caídos en la lucha anticolonial británica (1955-1959).

El primer ministro heleno se dirigirá después a la sede de la iglesia de Chipre donde será recibido por el arzobispo, Jrisóstomos II.

Por la tarde, Tsipras tiene previstos encuentros con autoridades y organizaciones locales, y pronunciará un discurso en el Parlamento.

El martes por la mañana el líder de Syriza visitará el campo santo donde están sepultados los caídos durante la invasión turca en 1974, entre ellos un elevado numero de militares griegos. Antes de su salida, Tsipras visitará el regimiento griego destacado en la isla desde 1960, año de la independencia del país.

Mientras el nuevo primer ministro se encuentra de viaje oficial, la Comisión Europea se está planteando disolver la troika —formada por la propia Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional—, según publica el diario El País. Esta medida se adoptaría como un gesto ante el nuevo Ejecutivo heleno si este cumple con sus compromisos.

Reunión en Londres

La gira de Tsipras coincide con el viaje de su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, a Londres, donde se reunirá este lunes con el ministro británico de Economía, George Osborne. Varufakis busca recabar apoyos entre los socios europeos a su nuevo plan sobre la deuda griega.

Osborne ha expresado su satisfacción por la reunión en su despacho del 11 de Downing Street, sede del Gobierno, pocos días después de la victoria del partido de izquierdas griego Syriza:»Saludo esta oportunidad, muy poco después de las elecciones griegas, para hablar cara a cara con Yanis Varufakis sobre la estabilidad de la economía europea y cómo impulsar el crecimiento».

Poco después de la victoria de Syriza, el primer ministro británico, David Cameron, había advertido de que la llegada al poder del partido de izquierdas podía aumentar la «incertidumbre económica» en Europa, pero poco después manifestó su intención de prestar ayuda al Gobierno griego sobre recaudación fiscal.

Varufakis estuvo este domingo en París, donde aseguró que la intención del nuevo Ejecutivo es negociar con todas las instituciones que forman la troika «un nuevo contrato», gracias al cual su país dejará de costarles tanto al resto de los europeos.

Colaboración con los socios

En una entrevista concedida al diario Le Monde, el ministro griego de Finanzas asegura que su Gobierno no actuará unilateralmente, sino que colaborará con sus socios, y aunque justifica el parón en el proceso de privatización, trata de calmar a los inversores.

Varufakis insiste no obstante en su voluntad de modificar el programa de rescate de Grecia porque se basaba en «una lógica errónea». «Los dos principales errores de los gobiernos griegos desde hace decenas de años son el recurso constante al endeudamiento sin pensar en el futuro y la ausencia de reformas. Eso lo vamos a parar», señala.

Sin responder directamente a qué alternativa tiene a los 7.000 millones de euros del próximo pago previsto por la troika que Atenas debía recibir y que su Gobierno rechaza mientras no se adopte un nuevo plan, indica que sí esperan encontrar «espacio presupuestario en las próximas semanas». Este domingo, tras su encuentro con Sapin, fue más preciso al indicar que confía en que el Banco Central Europeo garantice la liquidez en ese periodo, como ya lo ha hecho con otros países.

Sobre las privatizaciones, el titular de Finanzas griego comenta que «en medio de una crisis deflacionista, no es muy inteligente vender las joyas de la familia por una nimiedad«. Apuesta en su lugar por «desarrollar los bienes del Estado para aumentar su valor utilizando medios de financiación inteligentes para reforzar la economía».

Varufakis puntualiza que no dará marcha atrás a las privatizaciones terminadas y, a propósito de la parte del puerto del Pireo que ha pasado a manos del chino Cosco, considera que sus inversiones «son muy positivas para Grecia». «Este Gobierno puede garantizar a los inversores extranjeros que tendrán enfrente espíritus abiertos», sentencia el ministro.