TUCUMAN: La oposición ganaba las intendencias de las principales ciudades.

117

Avanza el escrutinio provisorio a pesar de las quejas de la oposición por la quema de urnas y la violencia que se desplegó ayer en varias localidades de la provincia.

Mientras continuaban las declaraciones cruzadas entre el oficialismo y oposición por las elecciones en Tucumán, Acuerdo para el Bicentenario -formado por macristas, massistas, radicales y peronistas de izquierda-, obtenía varios triunfos en ciudades densamente pobladas de la provincia.

De esta forma, habrá intendentes opositores a partir de diciembre, mientras se imponía en la gobernación el kirchnerista Juan Manzur.

La principal victoria de la oposición ocurre en la capital, con la consagración del peronista disidente Germán Alfaro como nuevo intendente, que responde a la alianza entre el radicalJosé Cano -candidato a gobernador por la oposición- y el jefe municipal saliente, Domingo Amaya. En esa comuna, Acuerdo para el Bicentenario conseguía el 49,78 por ciento de los votos, seguido del FPV con el 38,35 por ciento, cuando se había escrutado el 75,79 por ciento de las mesas.

En Yerba Buena también triunfaba el Acuerdo, con el joven radical Mariano Campero, de 32 años, quien gobernará el municipio de mayor crecimiento de la provincia, y con fuerte peso económico. Allí, Acuerdo para el Bicentenario lograba el 33,15 por ciento y el FPV estaba quedando relegado al tercer lugar con el 20,45 por ciento, mientras Acción Regional se ubicaba segunda con el 24,89 por ciento, escrutadas el 86,71 por ciento de las urnas.

El municipio de Concepción, el segundo más importante de Tucumán, quedaba asimismo en manos radicales, con la victoria del ex campeón argentino de rally Roberto Sánchez. En esa ciudad la coalición opositora conseguía el 50,46 por ciento de los sufragios y el FPV el 42,8, con el 90,24 por ciento de las mesas escrutadas.

El cuarto lugar en el que ganaba la UCR era Bella Vista, con Sebastián Salazar, que conseguía el 36,66 por ciento de los votos y le estaba arrebatando ese bastión al peronismo, que lograba el 29,61 por ciento, con el 92,86 por ciento de las mesas contabilizadas.

Sin embargo, la fuerza opositora disputaba voto a voto con el Frente para la Victoria en la sureña Simoca, donde gobierna la UCR. En esa localidad, el Acuerdo conseguía el 49,2 por ciento y apenas por detrás se ubicaba el kirchnerismo con el 48,98 por ciento, pero aún restaba el recuento de buena parte de las mesas, ya que estaban escrutadas el 76 por ciento.

Por la aplicación del sistema de acople, todavía no se podía determinar con precisión quiénes ocuparán las bancas en la Legislatura y en los Concejos Deliberantes, ya que hay un amplio abanico de listas desprendidas de los frentes oficiales que podrían conseguir escaños.( Agencia DYN ).