Ucrania quiere entrar en la OTAN mientras Rusia tacha de "conjeturas" que tenga tropas allí

13

EFE

  • El Gobierno de Ucrania quiere renunciar a su estatus neutral actual y «recuperar el curso de Ucrania hacia el ingreso en la OTAN», según su primer ministro.
  • Por su parte, la OTAN dejó este viernes la puerta abierta a que Ucrania ingrese en la Alianza Atlántica, al recordar que en 2008 ya se decidió así.
  • Mientras, Rusia sigue negando que haya tropas suyas combatiendo en Ucrania.

Sede de la OTAN

El Gobierno de Ucrania remitió este viernes al Parlamento un proyecto de ley para renunciar a su estatus neutral actual y recuperar el proceso de acercamiento a la OTAN iniciado por el expresidente Víktor Yúschenko tras la Revolución Naranja de 2004.

«De acuerdo a la decisión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, el Gobierno de Ucrania remite a trámite del Parlamento el proyecto de ley para cancelar el estatus al margen de bloques del Estado ucraniano y recuperar el curso de Ucrania hacia el ingreso en la OTAN«, anunció el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk.

El jefe del Gobierno recalcó que de aprobarse la ley, Ucrania ya no podrá ingresar en las organizaciones patrocinadas y lideradas por Moscú, como es el caso de la Unión Aduanera, que en palabras de Yatseniuk no es otra cosa que «la Unión Soviética de la Federación de Rusia».

«Nos dirigimos al presidente de Ucrania (…) y al Parlamento ucraniano para solicitar el trámite inmediato» del proyecto de ley, subrayó Yatseniuk al abrir una reunión de su Gobierno. A su vez, el ministro de Interior ucraniano, Arsén Avákov, escribió en su Facebook que «únicamente unos locos pueden oponerse a este paso en la actual situación que atraviesa Ucrania».

Por su parte, la OTAN dejó este viernes la puerta abierta a que Ucrania ingrese en la Alianza Atlántica, al recordar que en 2008 así se decidió. «No voy a interferir en las discusiones políticas en Ucrania, pero déjenme recordarles la decisión que tomó la OTAN en la cumbre de Bucarest en 2008, en virtud de la cual Ucrania se convertirá en un miembro de la Alianza Atlántica, si así lo desea y cumple los criterios necesarios, por supuesto», señaló el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

El presidente del país, Petró Poroshenko, denunció este jueves que tropas regulares rusas con armamento pesado entraron en territorio ucraniano para reforzar las filas de los separatistas y frustrar la victoria de las fuerzas de Kiev.

Según el mando militar ucraniano, tropas rusas habrían participado en la exitosa contraofensiva lanzada por los rebeldes y que culminó con la toma de Novoazóvsk, a unos 45 kilómetros de Mariupol, algo que supone la apertura del tercer frente en el este de Ucrania, además de los desplegados en torno a las ciudades de Donetsk y Lugansk.

A su vez, el presidente de EE UU, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, responsabilizaron a Rusia de la escalada de violencia en Ucrania y apuntaron a las denuncias de Kiev como la prueba de esa agresión.

Rusia niega la entrada de sus tropas

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, tachó este viernes de «conjeturas» las acusaciones vertidas por Ucrania y la OTAN sobre el despliegue de tropas regulares rusas en el este de Ucrania. «Diferentes conjeturas las hemos oído más de una vez, pero ni una sola vez nos han presentado hechos. Prácticamente, desde el mismo principio de la crisis nos han acusado de que somos culpables de todo», aseguró Lavrov en rueda de prensa.

Lavrov aseguró que en otras ocasiones ya «se informó de que hay imágenes desde el espacio que muestran el movimiento de las tropas rusas». «Finalmente, ocurrió que eran juegos de ordenador. Y las últimas acusaciones son de la misma clase», precisó, citado por las agencias locales.

Lavrov explicó que la contraofensiva rebelde pretende expulsar al Ejército ucraniano y a los batallones de voluntarios leales a Kiev de las posiciones «desde las que atacan a la población civil» en las regiones de Donetsk y Lugansk.

«Si ni Kiev ni sus patrocinadores quieren cumplir con sus obligaciones sobre un cese de fuego sin condiciones, entonces la única forma de salvar a la población civil y de reducir el número de víctimas es expulsar a los militares ucranianos de la zona», insistió.

Dijo que los conflictos de Ucrania y Siria son los únicos en el mundo en los que las cancillerías occidentales no exigen un cese de las hostilidades y el inicio de un diálogo nacional.



Comentarios

Comentarios