Un avión con 224 personas que volaba a Rusia se estrella en la península del Sinaí

119

AGENCIAS

  • El aparato, «totalmente destruido», partió de la turística localidad egipcia de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo.
  • Los equipos de salvamento egipcios no descartan que haya supervivientes ya que bajo los restos se oyen voces.
  • Todos los pasajeros son ciudadanos rusos, incluidos 17 niños y los siete miembros de la tripulación.
  • Los tripulantes del avión llevaban varias semanas quejándose de problemas en los motores del Airbus-321, en servicio desde hace más de 18 años.
  • El suceso del Sinaí es el último de una larga lista en la última década.

Avión de Kogalymavia

Un avión, un Airbus-321 de la compañía KogalimAvia, con 224 personas a bordo (217 pasajeros y 7 tripulantes), la mayoría rusos, se ha estrellado en la península del Sinaí, según ha confirmado primer ministro de Egipto, Sherif Ismail.

«Los restos del avión se han encontrado en Egipto. El aparato está totalmente destruido«, informó Rusia. El avión se estrelló al sur de la ciudad egipcia de Al Arish, capital de la provincia del Norte de Sinaí, poco después de despegar de Sharm el Sheij, el destino favorito de los turistas rusos en ese país, con destino a San Petersburgo.

Según diversas fuentes, bajo los restos del avión se oyen voces, por lo que los equipos de salvamento egipcios no descartan que haya supervivientes.

Según informa la agencia oficial RIA Nóvosti, los tripulantes del avión llevaban varias semanas quejándose de problemas en los motores del Airbus-321, en servicio desde hace más de 18 años.

El aparato pertenecía a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), fundada en 1993 y con base en el aeropuerto moscovita de Domodedovo, que realiza habitualmente vuelos chárter. El avión, que efectuaba el vuelo 9268, fue antes operado por las aerolíneas turca Onu Air y la libanesa Middle East Airlines.

Según fuentes de la embajada rusa en Egipto, todos los pasajeros a bordo del avión son ciudadanos rusos, incluidos 17 niños y los siete miembros de la tripulación.

La zona donde ha caído el aparato es montañosa y de difícil acceso. En el norte del Sinaí operan grupos armados radicales, incluida la filial en Egipto del yihadista Estado Islámico, aunque las primeras pesquisas de las autoriades egipcias han descartado inicialmente que el Airbus haya sido derribado por alguno de los grupos que operan en la conflictiva región.

La caja negra del aparato, que ya ha sido localizada, despejará las causas del accidente.

Se pierde contacto con los radares

El avión perdió contacto con los radares a las 7.14 de la mañana del sábado, 23 minutos después de despegar, cuando sobrevolaba la ciudad de Larnakia, según un portavoz de Rosaviatsia, la agencia estatal de aviación rusa. «Desde entonces no ha vuelto a ponerse en contacto. En los radares no aparece», agregó a la agencia Interfax.

Al parecer, según informa RIA Nóvosti, el avión perdió altura de manera brusca poco después de despegar, tras lo que el piloto habría pedido a la torre de control permiso para realizar un aterrizaje de emergencia en El Cairo.

El avión tenía como destino el aeropuerto Pulkovo de la segunda ciudad rusa, San Petersburgo, donde debía aterrizar poco después del mediodía.

En dicho aeropuerto se han ido congregando los familiares de los pasajeros del Airbus siniestrado, mientras el Ministerio para Situaciones de Emergencia se ha mostrado dispuesto a fletar varios aviones para contribuir a las labores de rescate.

El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó sus condolencias a las víctimas de la catástrofe aérea y ordenó el envío de un avión de emergencia para colaborar en las labores de rescate. El Gobierno ruso creará de inmediato una comisión estatal, mientras la Fiscalía rusa abrirá una investigación para esclarecer las causas del accidente.