Un niño de 9 años entra en el National Youth Ballet tras superar varias enfermedades mortales

179

20MINUTOS

  • Harvey Woodward fue diagnosticado de displasia multiquística al poco de nacer y tuvieron que extirparle parte de un riñón, a los 4 años se le detectó un cáncer.
  • Su sueño es ser bailarín y tras superar sus enfermedades ha sido admitido en el English Youth Ballet británico.
  • «Al recordar a Harvey en una silla de ruedas o en el hospital, lo vemos ahora y nos damos cuenta de lo lejos que ha llegado», dice su familia.

Representación de la obra 'El cascanueces'

El próximo 25 de julio, Harvey Woodward, un niño de 9 años procedente de Nottingham (Inglaterra), cumplirá su sueño de ser bailarín tras superar un linfoma no Hodkin y una displasia multiquística, según ha publicado un medio local, el Nottingham Post.

El pequeño ha logrado ser admitido en el English Youth Ballet británico, donde debutará con la obra El Cascanueces,  y también se ha convertido en un gran ejemplo de superación y de coraje.

Al poco de nacer, a Harvey se le diagnosticó displasia multiquística, sufría una infección severa del trato urinario cada seis semanas y llegó a sufrir un choque séptico. Finalmente le tuvieron que extirpar un riñón. Cuatro años después sus padres encontraron en su cuello un bulto del tamaño de una nuez, que resultó ser un linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer muy grave.

Esto no menguó su pasión por la danza, hasta tal punto que antes de entrar en el quirófano para que le extirparan el tumor el pequeño pidió a sus padres unas zapatillas de ballet.

Harvey superó con éxito la operación y actualmente su enfermedad está en fase de remisión. Así, no dudó en presentarse a un casting del English Youth Ballet, compitiendo con más de 250 candidatos de entre 8 y 18 años.

«Nunca pensé que iba a entrar, sólo creí que estaría bien la experiencia de acudir a un casting real», manifestó el pequeño. «Ha sido sorprendente, no puedo parar de sonreír».

El papel de Harvey será pequeño: intervendrá en el rol de un niño en la Fiesta de Navidad en el Acto I y también será un bailarín chino en el Acto II. Pero subir al escenario del Theatre Royal Nottingham el próximo 25 de julio es mucho más de lo que llegó a soñar.

«Ha sido como una montaña rusa», confiesa su familia. «A menudo miramos atrás y al recordar a Harvey en una silla de ruedas o en el hospital, lo vemos ahora y nos damos cuenta de lo lejos que ha llegado«.