Un niño de ocho años llevó una navaja a la escuela para que “no lo molesten más”.

267
Un niño de ocho años de edad, que asiste al tercer grado de un establecimiento educativo de esta ciudad, concurrió a clases el miércoles último con un elemento peligroso, punzante, similar a una navaja. El motivo, quería escarmentar a unos compañeritos que “lo molestaban”.

Sus compañeros de grado advirtieron la situación y dieron aviso a la docente, quien solicitó la colaboración de sus colegas. “Le sacamos la navaja entre varios, porque el chico se puso violento, estaba sacado. Fue antes del recreo.
Pasaban las horas pero quienes debimos ‘desarmarlo’ no podíamos recuperar la tranquilidad, pensábamos en lo que podría haber ocurrido”, comentaron a La Mañana.
Las escuelas ya cuentan con el protocolo de actuación ante casos de violencia y adolescentes bajo los efectos de las drogas en horarios de jornada escolar.
El protocolo es una guía de actuación que trata de dar una respuesta orientativa a los docentes. Este material, que ya se encuentra a disposición de directivos, establece orientaciones sobre qué se sugiere hacer ante el consumo en la escuela o ante un chico intoxicado. LA MAÑANA – Formosa.