Utilizarían plazas y paseos para construir casas del Procrear

195

Este lunes por la tarde los concejales Juan José López Desimoni, Javier Sáez, Gabriel Romero, Hugo Calvano, Gisella Gasparini, Clara Mass y Liliana Gómez realizaron una recorrida por la ciudad para verificar el estado de los terrenos designados por el intendente Fabián Ríos para reemplazar los lotes comprometidos en Santa Catalina para beneficiarios ya adjudicados del PROCREAR, ante la imposibilidad de la inmediata urbanización de esta zona. 

Así fue que los ediles de la oposición denunciaron que “varios de estos terrenos municipales para suplir a Santa Catalina están actualmente siendo utilizados como canchas de fútbol, inclusive también como plazas con juegos y parquización”. 

“Recorrimos los barrios Molina Punta, Quintana y San Roque y ya pudimos comprobar que los lotes que el Municipio quiere ahora afectar están teniendo un uso público para el esparcimiento”, sostuvo López Desimoni. En tanto, Sáez agregó que “son 14 parcelas en más de cinco barrios para generar más de cien lotes y en una primera recorrida ya verificamos que hay algunos que no pueden ser utilizados”.

En este sentido, Romero sostuvo que “hay varios aspectos que revisar, desde lo legal, cuál es la viabilidad de cada lugar y ver también qué piensan los vecinos que quieren sacarle su placita donde sus hijos juegan todos los días”. Por su parte, Gasparini indicó que “vamos a seguir verificando la situación de estos terrenos que el Ejecutivo quiere afectar para uso privado de estos terrenos de domino municipal, los cuales ya estamos viendo que varios tienen un uso público”.

Al respecto, Gómez indicó que “es un retroceso urbanístico arrancar juegos y bancos de un paseo público para construir viviendas, es necesario planificar para que Corrientes deje de ser una ciudad desordenada”.

 

Asimismo, Mass advirtió que “no sólo están siendo utilizados estos espacios para el esparcimiento, también hay otros terrenos que inclusive tienen ocupaciones de viviendas precarias, lo que implicaría también derivar en un conflicto social si se opta por el desalojo”.

En este marco, Calvano aseguró que “si el Ejecutivo persiste en esta errónea alternativa a Santa Catalina para cumplir una promesa de campaña sin un sustento de viabilidad y legalidad, vamos recurrir a la Justicia”. Mientras que López Desimoni, consideró que “esta medida del intendente Ríos es un desesperado manotazo, sin planificación y sin prever consecuencias más graves, desde lo social y lo legal, porque no puede avanzar ni un solo centímetro con el debido aval de los concejales y esto es mayoría calificada como lo exige la Carta Orgánica Municiapal”, por los que los concejales opositores advirtieron que “vamos a defender la legalidad en todos los terrenos”.