VIOLENCIA DE GENERO: Pilar: tenía una orden de restricción, pero igual mató a su ex pareja

118

La víctima tenía 23 años y fue asesinada a puñaladas; su madre contó que el hombre la había amenazado diciendo que «prepare tres cajones» para ellas dos y su otro hijo.

La mujer de 23 años fue asesinada hoy a puñaladas en la localidad bonaerense de Manzanares, en el partido de Pilar, y por el femicidio está prófugo su ex concubino, quien tenía una restricción de acercamiento a la víctima desde hacía ocho días.

La víctima, según consignó la agencia Télam, fue identificada como María Belén Morán, de 24 años, quien había denunciado a su ex pareja por violencia de género, informaron fuentes policiales y judiciales.

El crimen ocurrió pasadas las 9 de esta mañana en el cruce de Río Orinoco y Rodolfo de la Colina, donde la Policía Científica aún trabajaba en la escena del crimen sobre el cadáver que, a simple vista, presenta «decenas de puñaladas», según confió a Télam una fuente judicial.

El presunto femicida, identificado por las fuentes como Alberto Sebastián Moreno, permanecía aún prófugo y era intensamente buscado por la Justicia y la Jefatura Departamental Pilar.

Los voceros indicaron que hay varios testigos que presenciaron el crimen o la posterior fuga del asesino.

«El imputado escapó con el cuchillo ensangrentado en la mano en dirección a la estación ferroviaria de Manzanares. Estamos buscándolo», dijo a Télam la fuente judicial consultada.

RESTRICCIÓN

El cuerpo de Morán apareció tirado en una zanja, de costado, y con múltiples heridas de arma blanca en el cuello, el torso, las manos, los brazos y otras zonas del cuerpo.

La víctima llevaba consigo una cartera pequeña de donde, a pesar de haber caído en el barro y estar mojada, los investigadores rescataron un oficio judicial del Juzgado de Familia 1 de Pilar.

Según las fuentes, se trata de la orden de prohibición de acercamiento emitida el 21 de julio, es decir, hace sólo ocho días, contra el ahora prófugo Moreno.

«Ya era la tercera vez que conseguíamos una orden de restricción, pero el se acercaba igual», dijo a la prensa Marilen, madre de la víctima. «Ayer fue tres veces a mi casa a amenazarme. Me dijo que prepare tres cajones: para mí, para mi hija y para mi otro hijo», relató entre llantos la mujer.

Marilen contó que fue a la comisaría de la mujer y que también pidió restricción de acercamiento para ella. «Esto se pudo evitar. ¿Por qué la policía no hizo nada?», lamentó la madre de la víctima.

El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar, que está siendo subrogada en esta feria judicial por el fiscal Eduardo Rodríguez..(LA NACION)