Zarate denunció que en las derruidas comisarias barriales ni los policías están seguros. «La indefensión es drámatica»

14

El diputado Provincial (FAF-UCR), Osvaldo Zarate, manifestó su preocupación por el desmantelamiento de las comisarías en los barrios, abandonadas sin dotación mínima muchas de ellas, dejando a los vecinos indefensos ante el avance de la inseguridad y robos en la ciudad.

 

Es lamentable el estado de las dependencias policiales, totalmente abandonadas en su infraestructura, logística y dotación de personal para operar en condiciones normales, dejando inclusive a sus propios agentes en condiciones de indefensión ante el avance de malvivientes en los barrios.

La instrumentación del 911 llevada adelante por el Ministerio de Gobierno, tuvo en su momento un impacto positivo, pero con el correr del tiempo para su instrumentación se desmantelaron la mayoría de las Comisarías, dejando muchos barrios sin la protección histórica que prestaban las mismas, y sobre todo el conocimiento que tienen de la comunidad donde se desempeñan.

En tal sentido envío al Ministro Jorge González un pedido de informes para saber el estado actual de las mismas, dotación de mínima de personal policial que cuenta cada Comisaría y Subcomisaría, una discriminación por función de seguridad – de calle, guardia y de servicio adicional; oficinistas (administrativos, judiciales, etc.) y personal de apoyo logístico.

La situación se agrava si tenemos en cuenta el crecimiento del delito en los últimos tiempos, la violencia de los delincuentes, el avance sostenido del consumo y trafico de drogas, el crecimiento de la patota como forma de contención a muchos jóvenes y la corta edad de los que delinquen fundamentalmente por la falta de trabajo.-

INSERCION COMUNITARIA

Plantear la inserción comunitaria de nuestra fuerza por un lado, y por el otro desmantelar las comisarías nos parece contradictorio, uno recorre los barrios y las diferentes dependencias policiales y se da cuenta que las mismas estén en total estado de abandono.

La complementación de las fuerzas de seguridad en su rol operativo, tanto de la patrulla y Comisarías debería ser una constante, pero en la práctica no observamos que se tenga pensado darle más operatividad a las dependencias que están en los diferentes barrios.

La renovación de personal policial tendrá que ser la solución a futuro, pero desconocemos cual es la política de seguridad en la ciudad, empezamos con la CEPOL , luego la reemplazamos por el 911, y para ello necesitamos que se desmantelen las dependencias que estaban en los barrios, pareciera que desvestimos un santo para vestir a otro.

La complementación funcional de todos los estamentos de la fuerzas de seguridad provincial debe ser una constante, nos parece un grave error dejar que las comisarías tengan un rol secundario en la seguridad publica, por ello creemos que se tiene que lograr una adecuación de los mismos al nuevo sistema de seguridad ciudadana. OPINION CIUDADANA – Formosa

Comentarios

Comentarios