ZIESENIS: “El pequeño productor pasa por uno de sus peores momentos en dos décadas”

46

En Formosa, las principales entidades no adhirieron a la movilización del sector agropecuario en rechazo a la política agropecuaria oficial: la Sociedad Rural sostuvo una “adhesión simbólica” y Federación Agraria tampoco se movilizó, aunque advirtió que el pequeño productor de Formosa y del NEA “pasa por uno de los peores momentos en las últimas dos décadas”.

El presidente de la Sociedad Rural de Formosa, Roberto Consolani, aseguró que sostienen “una adhesión simbólica que no tendría otro efecto aquí a nivel de la provincia”.

En comunicación con La Mañana en Vivo, de la FM VIVA 102.3, explicó: “Las entidades de Formosa, más allá de algún tipo de adhesión simbólica, siendo solidarios con el resto de los productores del país, no realizan ninguna manifestación ni protesta, por lo menos en lo que tiene que ver con la Sociedad Rural de Formosa”, se explayó.

“Sería una especie de adhesión simbólica, los temas que se tratan son los que el campo viene planteando desde hace mucho tiempo, y hay otras provincias en las que el sector la está pasando mal. Indudablemente, las entidades vuelven a las rutas con sus reclamos”, enfatizó Consolani.

Por su parte, el presidente de la Federación Agraria Zona Sur, Rolando Zieseniss, confirmó que su entidad “no está movilizándose porque hubo diferencias en cuanto a metodologías y trabajo en lo que hace a las reivindicaciones y, fundamentalmente, a lo que esta entidad defiende, que es la situación del mediano y pequeño productor en las economías regionales”.

Sin embargo, aclaró: “No participar de las movilizaciones que realiza la Mesa de Enlace no quiere decir que no coincidamos en la situación.

Coincidimos, fundamentalmente, en lo que hace al productor a nivel nacional, pero haciendo hincapié en las regiones extra-pampeanas”.

En referencia a la situación del pequeño y mediano productor en la provincia, señaló: “Es similar a la de todo el NEA. Nuestros cultivos bases son el algodón y los granos, y no tenemos rentabilidad en las últimas décadas. Este es el año en que se acentúa la crisis de falta de rentabilidad y la baja de los precios en la producción. A lo que debemos sumarle tres años de clima desfavorable”.

Continuó: “Nos encontramos con un productor que está realmente pasando uno de los peores momentos en las últimas dos décadas; fundamentalmente porque dependemos de los grandes lineamientos macroeconómicos desde Nación. Es decir, no podemos estar planteando producir en estas economías con retenciones; acá no existen márgenes para las retenciones con la presión impositiva tan alta, que hace inviable la producción del mediano y pequeño productor”, finalizó. (LA MAÑANA)