ABUSO SEXUAL: Su vida fue un calvario durante seis años sin asistencia de la Secretaría de la Mujer

118

 

Una joven tuvo que enfrentar sola una denuncia por un supuesto abuso sexual, que ocasionó que la hostigaran en el trabajo, le hicieran bullying, nadie le saliera de testigo y tampoco la Secretaría de la Mujer se ocupara del caso.

Empezó en al año 2016 y su vida se volvió un infierno. El presidente de una mutual médica, empezó con acosos verbales, luego pasó a manoseos, mientras que la víctima se quejaba con todo el mundo pero nadie le hacía caso.

Aparentemente realizó la denuncia por abuso sexual y la echaron del trabajo. El trato que habría llegado después habría sido que si retiraba la denuncia recuperaría su puesto sin embargo al volver, se le habría sumado el maltrato laboral, el aislamiento social y la marginación por parte de compañeras.

No aguantó porque sobre el acoso sexual, el continuo maltrato hizo que dejara de trabajar pero finalmente insistió en la denuncia. Esta vez la fiscalía N° 4 tomó la denuncia y el Juzgado de Instrucción y Correccional N° 3 del juez, Enrique Javier Guillen, empezó este jueves a tomar declaración a los testigos.

Por años, Celedonio M., no tuvo reproches de sus colegas médicos, tampoco de los empleados, tenía buenas relaciones con el poder y las sigue teniendo. La Secretaría de la Mujer nunca intervino ni se preocupó por asistir a la víctima que tuvo que recorrer sola el tortuoso camino de demostrar y lo sigue haciendo, el calvario que había pasado.

La causa está caratulada como «Abuso sexual sin acceso carnal» pero va mucho más allá del trámite judicial ya que todos los protocolos ante hechos de esta naturaleza han ido a parar a la basura.

Otra vez la «vista gorda» de organismos que deberían actuar de inmediato como la Secretaría de la Mujer, muestran claramente que cualquier relato de género, termina cuando se trata de «compañeros» del modelo o afines. (EL COMERCIAL)