ALARMA POR EL DENGUE: Las principales medidas de precaución y el uso correcto del repelente

164

 

Según el Ministerio de Salud, en la última semana, los contagios se incrementaron un 95%. El mosquito Aedes aegypti también es transmisor de chikungunya y zika.

Las casos de dengue no para de crecer en la República Argentina. El Ministerio de Salud informó que, durante la última semana, los contagios se incrementaron un 95%, poniendo en jaque al sistema de salud y los diferentes hospitales. Enterate cómo prevenir la enfermedad y la manera correcta de usar el repelente.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, y su contagio solamente se produce por la picadura de estos insectos; no se transmite de una persona a otra. Además, es transmisor de otros virus como la chikungunya y zika.
El uso de repelentes individuales, la colocación de insecticidas medioambientales en el interior de los domicilios, o físicos como los mosquiteros en puertas y ventanas, son algunas de las principales medidas de precaución del dengue, según Mariana Fernández, médica especialista en Medicina Familiar.

Asimismo, la integrante del equipo médico de la Fundación Mundo Sano, remarcó que es importante evitar exponerse en espacios abiertos en los horarios del amanecer y el atardecer, que es el momento de mayor presencia del vector.

Desechar todos los objetos inservibles capaces de acumular agua; limpiar las canaletas y recodos de desagües periódicamente; verter agua hirviendo en lugares de difícil acceso y con presencia de huevos; mantener el césped cortado al ras y el jardín o predio desmalezado, son otras de las medidas exteriores para combartir el dengue.

El uso correcto del repelente

Los especialistas de la fundación Mundo Sano recomiendan usar repelente en «lugares al aire libre y reaplicándolo cuando haga falta» porque los más difundidos poseen un químico (DEET) que debe usarse con moderación. Como alternativa natural, recomiendan el aceite de citronela.

Al momento de aplicarse el producto, es importante cubrir toda la piel, incluso la de la cara. En caso de ser aerosoles, se aconseja rociarse las manos y esparcir el producto en cara y cuello evitando la zona de la boca y los ojos.

Por último, para el cuidado de los bebés, a quienes no se les puede aplicar repelente, se deben colocar redes o tules sobre cunas y cochecitos. En lugares cerrados, los especialistas sugieren el uso tabletas o espirales para ahuyentar al mosquito Aedes aegypti.

Los síntomas

Las personas contagiadas por el virus del dengue sufrirán fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, conjuntivitis, pérdida de apetito y erupciones en la piel. Los síntomas de dengue generalmente duran entre dos y siete días; se recomienda no automedicarse. (diario26.com)