Ante la ola de críticas al DNU desregulador, el gobierno sale a defender el anuncio y prepara «más medidas»

94

 

El Gobierno salió al cruce de las críticas que califican el decreto de «inconstitucional» y minimizó los cacerolazos y la amenaza de un paro general de la CGT. El Gabinete analizó «más medidas» para enviar al Congreso.

El presidente Javier Milei y su vocero, Manuel Adorni defendieron este jueves la «constitucionalidad» del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que declara la emergencia en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, sanitaria y social hasta el 31 de diciembre de 2025 (por dos años). Ese decreto le otorga plenos poderes al Presidente para derogar unas 300 leyes que regulan la actividad económica del país, entre ellas habilita a privatizaciones de empresas públicas, reforma del régimen laboral, de obras sociales y de prepagas, libera los derechos de importación y exportación y deroga la ley de alquileres, entre otros puntos.

En el primer día hábil después del anuncio por Cadena Nacional y ante una ola de críticas de sectores de la oposición y gremiales que pusieron en duda su legalidad, entre otros puntos, porque en el texto incluye derechos sociales, temas fiscales y regulaciones que son facultad del Congreso, pero también porque le faltaba la frase que indica que «entrará en vigencia al momento de su publicación en el Boletín oficial». «Una cuestión de formas que no tiene importancia», según defendieron tanto Milei como su vocero, Manuel Adorni.

«El DNU está dentro del marco de legalidad y en plena vigencia, por lo que no hace falta la publicación de un nuevo DNU» rectificatorio, salió a aclarar el propio presidente este jueves en declaraciones radiales, luego de culminar su octava reunión de Gabinete en la Casa Rosada, en la que según el mismo adelantó, analizaron «más medidas» de reformas que serán enviadas al Congreso para sesiones extraordinarias.

Tras su anuncio del DNU en la noche del miércoles en un mensaje grabado difundido por Cadena Nacional, Milei llegó temprano este jueves a la Casa Rosada para encabezar su octava reunión de gabinete desde que asumió, hace dos semanas, y analizó con todos los ministros del gabinete un nuevo paquete de medidas y modificación de leyes que enviará en los próximos días al Congreso para ser tratadas en sesiones extraordinarias.

Entre las «medidas que faltan» y que formarán aprte de la convocatoria a sesiones extraordinarias al Congreso, según confirmó Milei, figuran la reversión del impuesto a las ganancias -que volvería el régimen anterior al modificado durante la gestión de Sergio Massa que elevó el piso imponible a 15 salarios mínimos, y trascendió que también propondrá la derogación de la ley de movilidad jubilatoria, entre otras normas.

El Congreso debe debatir en los próximos 10 días la legalidad del DNU firmado por Milei y todo su gabinete publicado este jueves 21 de diciembre, pero mientras tanto, la medida sigue en vigencia y el Poder Ejecutivo avanzará en las medidas de reforma del Estado, al menos hasta que el Congreso o el Poder Judicial, decidan algo en contrario.

Por su parte, su vocero Manuel Adorni, en conferencia de prensa en la Casa Rosada, le bajó el tono a las protestas que se llevaron a cabo luego del anuncio en Cadena Nacional el miércoles a la noche, especialmente en el Congreso como también las críticas de la CGT y un eventual anuncio de un paro general.

Mientras, en su despacho de la planta baja de la Casa Rosada, el ministro del Interior, Guillermo Francos, recibía a representantes de la Sociedad Rural Argentina, que también le llevaban reclamos para el sector, por las modificaciones en el sistema de comercio exterior y de aduanas.

En el Congreso el clima era un hervidero, donde la CGT se fue a reunir con diputados y senadores del peronismo que ya salieron a advertir sobre la supuesta inconstitucionalidad del DNU, y que atribuyen arrogarse facultades legislativas al intentar derogar por decreto leyes y derechos consagrados incluso en la Constitución Nacional.

Ante una pregunta en ese sentido, el vocero presidencial dijo que «en principio las opiniones de juristas son válidas y corren por su cuenta, pero nosotros tenemos un equipo legal que nos dice que está todo dentro de la normativa correspondiente» y agregó que «si hay alguna novedad judicial nos encargaremos de explicar el marco de la urgencia» en que se toman las medidas, señaló Adorni.

El vocero presidencial dijo en cuanto a las primeras protestas que «cada uno es libre de opinar y está muy bien que se manifiesten sobre algo tan trascendental como es este DNU porque estamos cambiando la lógica del funcionamiento de la Argentina».

Si llegara a haber amparos o presentaciones judiciales en contra del DNU, Adorni confirmó que desde el Gobierno «se responderá en instancia judicial y en cualquier instancia donde pueda tener algún tipo de cuestionamiento».

Finalmente, Adorni recordó que «hace 30 días fueron las elecciones y ganamos» y volvió a defender la decisión del ajuste del Estado: «Estamos con la corrección del gran desorden de la Argentina». (a24.com)