Aumentó la nafta 4% y le pone presión a la inflación del mes

68

 

El incremento fue motorizado por Shell y está vigente desde este domingo. Fue pactado con el ministerio de Economía. Se espera que las otras petroleras la sigan.

Las petroleras arrancaron una nueva ronda de aumentos en el precio de los combustibles. Las naftas se encarecieron un 4% en las estaciones de servicio Shell desde el domingo. Axion se plegará el lunes. Aunque YPF aun no definió la fecha, también seguirá ese camino.

De esta forma, se cumple con el sendero de aumentos en los importes de las naftas definidos entre la secretaría de Energía y las empresas. En las estaciones Shell, la nafta súper se despachaba el domingo a $ 163, el gasoil a $ 183, la nafta «premium» a $ 200, y el gasoil de mayor calidad a $ 283.

El aumento estaba previsto para comienzos de mes. Pero el ministro de Economía, Sergio Massa, le pidió a las compañías una postergación. De esa forma, el trasladó se aplazó por una quincena. Al funcionario no le gustó cuando leyó en la tapa de Clarín que venía un aumento a comienzos de año. Pidió una demora que las empresas cumplieron.

Hay más incrementos en camino: otro 4% en febrero y un 3,8% en marzo. Luego, el Gobierno y las empresas se volverán a sentar para delinear el resto del año.

Aunque las otras petroleras aun no lo anunciaron, una vez que una compañía aumenta, las demás suelen plegarse. En este caso, lo inició Raizen que es la que opera las estaciones que llevan la marca Shell. Aunque puede haber una diferencia de horas o días, siempre la siguieron sus competidores, como YPF y Axion. Esta última se sumará el lunes. La petrolera de mayoría estatal -que tiene la mayor participación de mercado- seguirá ese camino, pero no definió aun la fecha.

Los combustibles tienen un peso del 4,2% en el Indice de Precios al Consumidor (IPC). Sin embargo, su incremento también arrastra a mayores costos logísticos para las empresas, ya que tienen que pagar más caro por el transporte de sus mercaderías. En ese sentido, el impacto indirecto es mayor.

El precio de la nafta súper estaba en $ 150 en las estaciones YPF de la ciudad de Buenos Aires. Mientras que la premium se despachaba a $ 185. Con las correcciones, se estima que todos los surtidores quedarán con nafta «premium» cerca de los $ 200. De esta forma, se alcanza casi el valor de un dólar oficial, una suerte de regla del sector.

De todas formas, los precios argentinos son -en dólares- más baratos que los de sus países vecinos (Bolivia, Uruguay, Chile, Paraguay), por lo que es probable que vengan automovilistas de esos territorios a llenar el tanque. En relación a Brasil, los importes son similares.

El precio de los combustibles bajó en Estados Unidos, el mayor demandante de naftas del mundo. Allí, el galón (que contiene casi 4 litros) volvió a ubicarse entre US$ 3 y US$ 4.

Una suba postergada

Las petroleras estaban preparadas para aplicar un aumento del 4% desde hace aproximadamente dos semanas. Sin embargo, Massa modificó los plazos y las subas pasaron para la segunda quincena de enero.

Massa, de buena llegada a las petroleras, le notificó a las compañías que recién «habría» un alza en los precios después de la segunda quincena de enero. Las empresas acataron.

Las compañías (YPF, Axion, Raizen -que explota la marca Shell-) ya estaban estudiando cuándo aplicar la remarcación, hasta que les llegaron las decisiones de Massa.

El primer aumento, en diciembre, se aplicó ni bien cambió el calendario, y estacioneros creyeron que eso sucedería también el mes siguiente. Pero el aluvión de incrementos (servicios públicos, prepagas, celulares) llevó al Gobierno a diagramar aquella pequeña pausa.

Las petroleras aplicaron siete incrementos durante 2022. En naftas quedaron por debajo de IPC anual, mientras que en gasoil estuvieron por arriba de ese indicador.

El aumento pegará en el índice de precios del consumidor de enero. En diciembre, ese indicador fue del 5,1%, acumulando una variación anual de 94,8%, la más alta desde 1991. (clarin.com)