Boca sufrió un duro golpe en Brasil: perdió 4 a 2 con Fortaleza y complica su futuro en la Sudamericana

112

 

Boca viajó a Brasil consciente de que enfrentaba al rival más duro del Grupo y cometió el peor de los errores: entró a jugar cada tiempo demasiado distraído. Por eso, casi desde el inicio quedó en desventaja (gol de Lucero). Logró reponerse, lo empató (Merentiel) y terminó mejor que Fortaleza. Sin embargo, en el inicio de la segunda mitad volvió a regalarse y en una ráfaga de 12 minutos quedó 1-4 (otro de Lucero y dos de Pikachu, la figura de la cancha). El partido, vibrante, pudo terminar con una diferencia más amplia para los locales o incluso más apretada, porque Boca fue con todo en busca del descuento (que lo encontró gracias a Zenón), pero daba demasiadas ventajas atrás. La derrota por 4 a 2 deja a Fortaleza como el cómodo líder del Grupo D con puntaje ideal (9 de 9), seguido por el Xeneize (4), Sportivo Trinidense (3) y Nacional Potosí (1).

“Podemos terminar primeros”

Sergio Romero, que tuvo una floja actuación y alternó buenas atajadas ya con el 1-4 con malas salidas en tres de los cuatro goles rivales, resumió: “Sabíamos que los primeros 15 de cada tiempo iban a ser complicados, jugar de visitantes tiene eso, y nos encontramos rápido en desventaja. En el primer tiempo merecimos más, pero bueno, esto es fútbol y pueden pasar estas cosas”. En relación a lo complicado que parecería ser clasificarse directo a los octavos de final, Chiquito dijo: “No es imposible terminar primeros porque ya jugamos en la altura, solo nos falta ir a Paraguay y definimos dos veces de local. Tenemos que enfocarnos en ganar los 9 puntos que nos faltan”. (LA NACION)