CLIMA – CRISIS HÍDRICA Temperaturas hasta 10 grados por encima del promedio normal para la época del año

46

En los últimos 20 años el ritmo en cuanto al incremento de la temperatura en gran parte de Argentina deja en evidencia lo que se conoce como «calentamiento potencial» y está ligado al mismísimo calentamiento global. Las temperaturas ya no son lo que fueron y todo apunta a que se van a seguir incrementando.

Después de la ola de calor del mes de enero de 2022, el año va finalizando con un nuevo evento de temperaturas veraniegas extremas en gran parte del país, donde se destacan registros máximos superiores a los 39 °C y en algunos casos se estarán superando los 40 °C. sobre todo en la región de Cuyo y área centro, siendo las regiones afectadas por los registros máximos más elevados.

La realidad a todo esto, es que año tras año las temperaturas se incrementan de manera significativa en gran parte del territorio Argentino, lo que da lugar a veranos más largos y calurosos, mientras que los inviernos son más cortos. Las estaciones intermedias como la primavera y el otoño pierden protagonismo, por ende las temperaturas acordes a estas estaciones se desvirtúan.

El calentamiento global sigue marcando terreno y los números son una fiel evidencia del calentamiento del planeta. Muchos informes climáticos apuntan a que cada año se incrementa 1.5 °C en superficie.

En los últimos 20 años se ha notado el aumento sostenido de las temperaturas en temporadas de primavera- verano, incluso en invierno ya no es una sorpresa tener días que presenten registros cercanos a los 30 °C y algo más, sobre todo en las provincias que conforman la región central de Argentina y por encima de estas marcas para la región norte.

A todo estos cambios significativos en el ambiente existen factores atenuantes que influencian a gran escala el comportamiento del tiempo y el clima, entre los que podemos mencionar al fenómeno del Niño, La Niña y el calentamiento global en sí. La presencia de estos fenómenos derivan en sequías severas o lluvias abundantes, olas de calor y temperaturas que se ubican varios grados por encima de lo normal según la época del año.

Para no ir muy lejos, en un mes de noviembre/ diciembre la temperatura promedio normal para las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba tendrían que ser de 27°C, 29°C, 30°C, hasta 31°C. Para las provincias de la Pampa y Buenos Aires tendrían que oscilar entre los 26°C, 27°C hasta los 28°C. Mientras que para el sector de Cuyo, comprendido por las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis y La Rioja, las temperaturas máximas normales para la época tendrán que ubicarse entre los 27°C, 28°C y 30°C. Cómo puntos de referencias, las temperaturas máximas tendrían que perfilar levemente el umbral de los 30°C, actualmente las temperaturas superan ampliamente los 25°C y 37°C, ubicándose cerca del piso de los 39°C y 40°C.

https://infoclima.com