Continúan las inundaciones en Brasil y el Gobierno prepara «ciudades temporales» para los evacuados

86

 

El vicegobernador de Rio Grande do Sul aseguró que identificaron zonas en Porto Alegre, en Canoas y Sao Leopoldo que cumplen con los requisitos para albergar las estructuras.

Las inundaciones no dan respiro a la población del sur de Brasil: desde principios de abril, las intensas lluvias ya dejaron 151 muertos, 100 desaparecidos y alrededor de medio millón de personas evacuadas de sus hogares. Ante este escenario crítico, las autoridades regionales están planeando conformar cuatro «ciudades de tiendas de campaña» para refugiar a 8.000 personas, que actualmente están alojadas en lugares improvisados.

Aproximadamente 500.000 personas tuvieron que dejar sus hogares y más de 77.000 se encuentran en refugios públicos. Los especialistas advirtieron que las inundaciones pueden tardar un mes o más en disminuir y que muchos residentes no tienen a donde regresar.

Es por esto, que el gobierno local está planificando estructuras temporales, con dormitorios individuales, baños, cocinas y lavaderos para miles de personas que actualmente están parando en escuelas, iglesias o estadios deportivos.

«Parte de esta gente, lamentablemente, no tiene adónde ir», dijo el vicegobernador Gabriel Souza de Rio Grande do Sul a Reuters en una entrevista telefónica.

El funcionario reconoció que una vez que pase la inundación, muchos edificios públicos que actualmente funcionan como refugio tendrán que volver a sus funciones normales y los voluntarios tendrán que volver a sus rutinas. Ante esta situación, Souza adelantó que el Gobierno ya identificó locaciones en Porto Alegre, y en las cercanas Canoas y Sao Leopoldo que cumplen con los requisitos para albergar las estructuras.

Las autoridades también están buscando al menos un lugar más con servicios en la ciudad de Guaiba, muy inundada.

Inundaciones en Brasil: cuántas personas fueron evacuadas
De las aproximadamente 50.000 personas que se encuentran en refugios públicos en esas cuatro ciudades, el gobierno estatal estima que alrededor del 15% necesitará alojamiento a largo plazo en las estructuras temporales. Se espera que la mayoría regrese a sus hogares o encuentre alternativas, como quedarse con familiares.

La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) anunció la donación a Rio Grande do Sul de 108 unidades de una estructura temporal normalmente utilizada en los campos de refugiados. (ambito.com)