Eduardo Belliboni irá a declarar este martes a Comodoro Py por el desvío de fondos de Potenciar Trabajo

108

 

El juez federal Sebastián Casanello lo investiga por presunta administración fraudulenta de recursos públicos para financiar al Partido Obrero.

El líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, se presentará este martes en los tribunales federales de Comodoro Py para ser indagado, en el marco de la causa que investiga una presunta administración fraudulenta de fondos que la organización social recibió del Estado como parte del Plan Potenciar Trabajo. Deberá declarar a las 9 en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 7.

La Justicia busca determinar si el dirigente social realizó, mediante el dinero asignado a la Asociación Civil Polo Obrero y a la Cooperativa de Trabajo El Resplandor, compras a dos empresas que habrían emitido facturas falsas.

En este sentido, se sospecha que el Polo Obrero usó facturación «apócrifa» y fingió «gastos no concretados» para tapar el verdadero uso de una parte importante de fondos recibidos por el Estado, según sostuvo Casanello respecto de las operaciones realizadas entre junio de 2020 y diciembre de 2022. La hipótesis del magistrado es que «lo público se confundió con lo privado al financiar actividad partidaria».

A Belliboni se lo citó porque firmó convenios con el Estado y presentó rendiciones de cuentas del Polo Obrero como unidad de gestión del Potenciar Trabajo. El rol de estas unidades es controlar que se lleven a cabo los requisitos para acceder o mantener un plan y, por otro lado, ellas reciben dinero del Estado para armar estructuras y sostener proyectos para colaborar a la reinserción laboral de desocupados.

Por otro lado, se quiere determinar si existieron amenazas o extorsiones a beneficiarios del plan que habrían consistido en entregar el beneficio del Estado a cambio de participación en marchas, trabajo en comedores o militancia durante la última campaña.

La ronda de citaciones de mañana también incluirá a Maria Dotti, a la que le secuestraron 54 mil dólares en el allanamiento en su casa y que dijo que se trataba de la venta de una propiedad; y Roberto Adrián Albornoz, uno de los fundadores de la imprenta Rumbos, a la que se investiga por la emisión de facturas falsas. (mdzol.com)