El Ministerio de Salud de la Nación informó 10 casos de chikungunya en la provincia de Formosa

220

 

En base a la investigación epidemiológica se pudo saber que antes de empezar con los síntomas propios de la enfermedad (fiebre elevada, dolor articular intenso, cefalea y dolor muscular) las personas habían estado en Paraguay, que vive un fuerte brote de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que también puede contagiar dengue, zika y fiebre amarilla.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó en Argentina los primeros 17 casos de fiebre chikungunya en cuatro provincias. Fuera del parte nacional, Chaco informó que detectaron otro contagio.

La cartera sanitaria detalló que todos los contagios son importados. Es decir que los pacientes no se enfermaron en el país o provincia donde residen.

En base a la investigación epidemiológica se pudo saber que antes de empezar con los síntomas propios de la enfermedad (fiebre elevada, dolor articular intenso, cefalea y dolor muscular) las personas habían estado en Paraguay, que vive un fuerte brote de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que también puede contagiar dengue, zika y fiebre amarilla.

Los casos detectados en Argentina hasta el momento se distribuyeron en la provincia de Buenos Aires (dos contagios), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (cuatro contagios), Formosa (diez contagios) y un caso diagnosticado en Córdoba correspondiente a un ciudadano residente en España. Además, se registra otro caso probable en Formosa que refiere no haber viajado fuera del país en los 15 días previos y refiere un viaje de tres días a Corrientes en dicho período. Ambas jurisdicciones están realizando la investigación epidemiológica correspondiente y se está a la espera de una segunda muestra que permita confirmar o descartar la infección.

Como se dijo, fuera del Boletín sanitario, la provincia de Chaco informó ayer de su primer contagio que también es importado del Paraguay y otros sospechosos en estudio. Con lo cual la cifra ascendió a 18 casos ya confirmados en Argentina en cinco provincias. En esa línea, la ministra de salud chaqueña, Carolina Centeno, recomendó que quienes tengan previsto viajar a Brasil y Paraguay extremen los cuidados, usen repelente personal y ambiental y barreras como la tela mosquitero en los ambientes.

Reforzar

«A partir del registro de casos importados de fiebre chikungunya en distintas provincias, se insta a reforzar la sospecha de esta enfermedad en todas las jurisdicciones del país, y en particular en los casos con antecedentes de viaje a la zona afectada, en conjunto con las acciones de prevención y control pertinentes. Se recuerda también, la importancia de la adecuada toma de muestras y su procesamiento laboratorial para el cierre de casos de otros arbovirus, en un contexto de circulación viral de otras arbovirosis en la región», señaló la cartera sanitaria nacional en el Boletín Epidemiológico que difundió ayer.

Situación compleja

En la región la situación más compleja se vive en Paraguay. Allí este viernes las autoridades sanitarias paraguayas detallaron que el país limítrofe llegó a un total de 7.000 casos de chikungunya desde el primero confirmado en octubre pasado, de esos hay más de 5.000 personas que fueron diagnosticadas en las últimas tres semanas. Pero estiman que la cifra podría seguir en ascenso ya que sólo en la última semana se registraron un total de 1.141 casos, mientras que los casos de dengue fueron siete. También en lo que va del año hubo cinco decesos más otro que se confirmó a finales de diciembre. Los fallecidos tenían entre 34 y 70 años.

En cuanto a las hospitalizaciones, hay actualmente 71 pacientes que se encuentran internados: 59 están en sala común y doce permanecen en terapia intensiva.

Si bien los contagios se concentran en el departamento Central y Asunción, el virus comenzó a moverse a otras regiones e incluso hubo diagnosticados en Itapúa que previamente había visitado la capital paraguaya.

«Quiero destacar que las personas están llegando muy deshidratadas al servicio, especialmente los mayores de 70 años, se hace todo lo que se puede, pero es importante acompañarlos, instarlos a que tomen agua y no se deshidraten. Además de consultar a tiempo, eso es fundamental», remarcó Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud del Paraguay.

En cifras

5.000
Sólo en las tres primeras semanas del año en Paraguay se detectaron 5.000 casos de fiebre chikungunya y seis personas fallecieron. (EL COMERCIAL)