El papa Francisco llamó a Javier Milei para felicitarlo por el triunfo

161

 

Javier Milei recibió la sorpresiva llamada de teléfono. El Papa se comunicó con él desde el Vaticano lo que marcaría el inicio de su relación personal, luego de la polémicas declaraciones del candidato libertario. Según fuentes de La Libertad Avanza, el presidente electo lo invitó a visitar la Argentina tanto en una visita de Estado, como también en su carácter de líder del catolicismo y clérigo.

La conversación fue “amena”, según la describieron fuentes libertarias, y duró alrededor de ocho minutos, en los que Milei se dirigió al Sumo Pontífice como “Su Santidad”. Milei estaba en una entrevista periodística cuando le dijeron que tenía una comunicación del Vaticano.
La llamada de felicitación a un nuevo mandatario es una costumbre del Santo Padre.

El diálogo se dio de forma protocolar en términos de un presidente electo y el «líder de la Iglesia católica», luego de que Milei cuestionara duramente el Sumo Pontífice en varios momentos de la campaña.

Pese a esas críticas, allegados al diputado nacional que será presidente el 10 de diciembre ratificó la invitación a Francisco para que visite la Argentina el año próximo por primera vez desde que fue elegido como cabeza de la Iglesia.

Durante toda la conversación, que se extendió por unos cinco minutos, Milei se refirió al Papa como “su Santidad”.

La llamada de Francisco se dio después del mediodía cuando Milei ya había regresado al Hotel Libertador, donde está instalado desde antes de las elecciones generales, del encuentro que tuvo en la Quinta de Olivos con el presidente Alberto Fernández.

En declaraciones a la prensa, el líder de LLA había dicho que el Papa era «comunista» y tenía relación con «dictaduras sangrientas», además de considerarlo el «representante del maligno en la tierra», lo que le valió una misa de desagravio por parte de la Iglesia local.

Sobre el tema le preguntó Massa en el debate presidencial y Milei respondió que ya se había disculpado: «Parece que estás poco informado, porque ya había pedido perdón por eso, y lo volvería a hacer, porque no tengo problema en eso, porque si me equivoco, no tengo problema en repetir que estoy arrepentido por eso”.

“Además, una de las cosas que dije es que si el Papa quería venir a la Argentina, se lo iba a respetar no solo como jefe de Estado, sino como líder de la Iglesia Católica”, afirmó en esa oportunidad. (expresdiario.com)