En Expoagro, Milei prometió que habrá “luz al final del camino” y pronosticó un 15% de inflación en febrero

106

 

El Presidente visitó la feria agropecuaria en San Nicolás; revisó con halagos sus primeros meses de gestión y repartió críticas, aunque las mechó con su mensaje de convocatoria al Pacto de Mayo.

Enfundado en su clásica campera de cuero negro y acompañado por el diputado José Luis Espert, el presidente Javier Milei esperó entre risas y selfies el momento de retomar su discurso, interrumpido por un corte de luz que volvió más celoso a su personal de custodia, que intentó evitar ingresos a la carpa del Centro de Agronegocios, poblada por empresarios del sector agropecuario que escuchaban el mensaje del jefe del Estado en su visita a Expoagro 2024. Afuera, el amontonamiento era la regla para una multitud de visitantes de la exposición que pugnaban por un lugar cerca del vallado desde el que saludó Milei antes de subir a un carrito eléctrico que lo llevaría al stand de la Secretaría de Bioeconomía.

Milei revolucionó el mediodía de la exposición del sector agropecuario en esta ciudad, en la que fue calurosamente recibido por el público y dejó un mensaje elogioso para su propia gestión, aunque no realizó anuncios específicos para el agro. En un repaso que cerró con su frase “¡Viva la libertad, carajo!”, afirmó que “hay luz al final del camino”, estimó que en febrero hubo una inflación de alrededor de 15%, criticó a los gobernadores al recordar el fracaso de la ley ómnibus en el Congreso y reivindicó el cierre de la agencia de noticias Télam con el vallado de su redacción incluido.

En la primera fila, escuchaban a Milei el ministro del Interior, Guillermo Francos, y Karina Milei (hermana del jefe del Estado y secretaria general de la Presidencia). Tras su llegada a San Nicolás en helicóptero, Francos lo recibió con un abrazo en la entrada de la exposición agropecuaria. El ministro del Interior había participado, más temprano, del corte de cintas en la jornada inaugural de Expoagro, junto a gobernadores como Martín Llaryora (Córdoba) y Maximiliano Pullaro (Santa Fe), ambos de relación tirante con la Casa Rosada.

En el primer tramo de su discurso, calificó de “héroes” a los productores rurales. Los endulzó con el mensaje de que son “el sector más productivo del mundo” por producir a pesar de la “carga fiscal” que tiene el rubro. Cuando iniciaba el recuento de sus primeros casi tres meses de gestión, el corte de luz frenó el discurso. Tras unos quince minutos, con el regreso del suministro eléctrico (mientras algunos de los presentes ya analizaban la posibilidad de conseguirle un megáfono), continuó inmediatamente con su presentación.

“Teníamos muchos abanderados de la corrupción y de esto no encontraban nada. Me refiero a fondos fiduciarios o a los seguros. Muchos proclaman bajar la corrupción, pero no han hecho nada, lo hacemos nosotros. Por eso está tan nerviosa la casta”, aseveró el Presidente, al hacer referencia a dos de los últimos casos que pusieron bajo la lupa la utilización de fondos públicos.

Frente al auditorio agropecuario, Milei pronosticó un descenso de la inflación. “Hay luz al final del camino y, en algún momento, se va a desplomar la tasa de inflación”, aseveró. Entonces, dijo que existe “consenso” alrededor de que en febrero el indicador estará en un 15%, pero remarcó: “Si se limpian las correcciones de precios atrasados, la inflación está en torno a 10%”.

Asimismo, Milei insistió con que “lo más hermoso” del debate por la ley ómnibus fue la discusión al respecto de los fondos fiduciarios, que trabaron el debate por la ley ómnibus durante las extraordinarias y, según el Presidente, dejaron al descubierto los alineamientos a favor y en contra del cambio en el mundo político.

Milei dio un discurso que no tuvo, luego, una instancia de preguntas de los presentes en el auditorio. Fue abordando una serie de temas, entre los que no hubo anuncios concretos para el campo, salvo la mención al pasar de que se transita una senda para “la eliminación del cepo” cambiario.

Los gobernadores volvieron a estar en el centro de las críticas presidenciales. Dijo que, en la discusión de la ley ómnibus, los mandatarios “se pusieron a tocar partidas de gasto público”.

“Si quieren conflicto, les vamos a dar conflicto. Pero, si quieren avanzar hacia una Argentina mejor, volvemos con la ley de bases, le reponemos el capítulo 4 [por el tramo fiscal] y vamos al Pacto de Mayo”, añadió en un mensaje destinado a los gobernadores. Dijo que se debe ir a un gasto público del “25%” del Producto Bruto Interno.

“Cuando decido levantar la Ley de Bases, quedó todo de manifiesto. A los ‘orcos’ no les molesta ser tratados como delincuentes; el problema son los de guantes blancos que quieren ser tratados como señores. La vaciaron de contenido, prefiero levantarla, quedaron en evidencia”, justificó Milei.

Además, el Presidente volvió a cargar contra los radicales, en relación con el caso de los tuiteros que estuvieron presos en Jujuy por mensajes sobre la esposa del exgobernador Gerardo Morales: “Los abanderados de la República guardan silencio por un gobernador que mete presos a dos tuiteros porque dicen que es cornudo. Hay un republicanismo bastante raro”, sentenció.

En el cierre de su disurso, Milei abordó la problemática de la agencia de noticias Télam, cuyo cierre impulsa. “¿Se imaginan dejar abierto el edificio de Télam para que lo tomen? Con la ministra de Seguridad [Patricia Bullrich] decidimos que íbamos a poner vallas y que no iba a entrar nadie. Existía la posibilidad de conflicto físico. Los que iban a hacer lío no eran los periodistas, hay 100 barrabravas en Télam”, remarcó. (LA NACION)