Intensifican las acciones de control y prevención del dengue en la provincia

56

 

El jefe del Departamento de Vectores y Zoonosis del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia, el médico veterinario Alejandro Romero, aludió a los trabajos de control y prevención del mosquito Aedes aegypti, que todo el año se realizan desde el área, aunque remarcó que “las acciones se intensifican en esta época”.

En ese sentido, en una entrevista con AGENFOR, explicó que “las altas temperaturas, la humedad y las precipitaciones crean la condiciones propicias para la proliferación del vector del dengue, zika y chikungunya”.

En ese punto, respecto a cuál es la situación del dengue en la provincia, el funcionario precisó que “actualmente lo que se registra en Formosa son casos sospechosos. Es decir, sin confirmarse”. “Sin embargo, igualmente, la cartera sanitaria ya determina las acciones de control y prevención ante la sola sospecha”, dejó en claro.

Aunque no pasó por alto que “en este momento está habiendo circulación de coronavirus como también de influenza, y estas enfermedades tienen algunos síntomas que se superponen con el dengue, como por ejemplo, el malestar general, dolores de cuerpo y de cabeza”.

Luego, detalló que las acciones de prevención “consisten en el bloqueo, con el control de foco y de fumigación, orientadas, por un lado, a la eliminación del ‘huevito’ del vector o también, a través del descacharrizado, quitar objetos no útiles; o también, por ejemplo, el uso del larvicida”.

Esto último, “en los casos de tanques sin tapas, aunque deben estar tapados herméticamente”, acotó.

“Por otro lado, está también la fumigación, con ella evitamos que el mosquito pique a la persona infectada y al cargarse con el virus pueda transmitir la enfermedad a otras personas”, ya que “el mosquito tiene un radio de vuelo de aproximadamente 100 metros”, pormenorizó el funcionario.

Asimismo, recomendó a la población, ante cualquier síntoma, concurrir al centro de salud, o a su médico, y no automedicarse: “A los fines de solicitar los análisis de laboratorio adecuados y completar la ficha de notificación”.

En otro tramo, el jefe del Departamento de Vectores y Zoonosis enfatizó en la importancia de la colaboración de los vecinos y vecinas: “Es fundamental en cuanto al control de sus viviendas y sus patios, en evitar tener recipientes donde puedan llegar a proliferar y reproducirse el mosquito”.

En ese mismo punto, en el cierre de la entrevista comentó que en el trabajo domiciliario barrial, se observa “un incremento de la presencia de focos en las viviendas. Es decir, recipientes que contienen agua y larvas de este mosquito”, advirtió.