La dura frase de Milei contra los gobernadores: «Los voy a dejar sin un peso»

98

 

El Presidente hizo esa advertencia durante la reunión de Gabinete. El jefe de Estado respaldó al ministro Caputo, que había anticipado que iba a cortar las partidas presupuestarias a las provincias si los diputados no acompañan el proyecto oficialista.

El clima de la reunión de gabinete de este jueves en Casa Rosada fue muy tenso. La reunión trató, casi en su totalidad, el seguimiento del debate parlamentario de la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados. El presidente respaldó a Luis Caputo ante el resto de sus ministros.

El titular de Economía lanzó ayer una dura advertencia a los gobernadores al anticipar que si sus diputados no acompañan la aprobación de la Ley Ómnibus, se acabarán las partidas discrecionales del Poder Ejecutivo Nacional a las provincias.

«Los voy a dejar sin un peso», dijo y repitió el Presidente, en referencia a los mandatarios provinciales.

Retenciones, el punto de conflicto con los gobernadores que generó la dura frase de Milei

El presidente está sumamente preocupado porque, al ser economista, conoce perfectamente cuáles son las variables que el gobierno necesita para poder cumplir con la meta central del acuerdo con el FMI, que es un superávit del 2% al cierre de 2024.

Para alcanzar esa meta, el Gobierno necesita, de alguna manera u otra, recaudar más dinero. Y hay cuestiones de la Ley de Bases que son fundamentales para eso. Por ejemplo, la subida de retenciones, que es el tema central de debate con los bloques opositores racionales, sobre todo con la UCR, con el PRO y con Hacemos Coalición Federal.

El gobierno entiende que si las modificaciones que esos bloques proponen sobre la ley finalmente se llevan a cabo en la votación en particular, se pondría en riesgo el cumplimiento del acuerdo con el Fondo. Las retenciones son una herramienta recaudatoria muy importante para el Estado, por lo cual las necesita al menos durante un tiempo para poder cumplir con el Fondo Monetario.

Algo similar ocurre con el tema de las jubilaciones. El aumento correspondiente al mes de marzo se hará con la fórmula que deja el gobierno de Alberto Fernández y el gobierno propone, a partir de abril, un sistema indexado con la inflación. La transición de un sistema al otro, con el vacío que conlleva la unificación de una modalidad a la otra, termina beneficiando al gobierno, que no tiene que desembolsar una suma de dinero en marzo y le permite tener más capacidad de ahorro al menos durante el primer trimestre.

Cómo siguen las negociaciones entre Nación y las provincias

El escenario que se plantea en este momento es de conflictividad total. El Gobierno sabe lo que hace: las declaraciones de Caputo y de Milei no fueron un error, sino que están agitando el tema.

El desenlace de la historia, si nadie afloja, es que el martes que viene, si hay sesión, tendrán una aprobación en general, pero después, en el articulado, van a sufrir bajas muy importantes, con lo cual la ley no va a salir de Diputados como quiere el Gobierno.

Tal como están las «negociaciones», el proyecto oficialista podría salir muy tocada en temas que son realmente centrales para el sistema de recaudación de fondos públicos.

Fuente: TN