La sequía le pone un freno al ingreso de dólares del campo y se encendieron las alarmas en el Gobierno

54

Los productores tienen soja en sus campos por casi U$S 5.000 millones y no hay proyecciones que liquiden rápidamente.

El Gobierno mira de reojo lo que está sucediendo con el clima -sequía y heladas tardías- en el sector agropecuario porque empiezan a resentirse los volúmenes y ya se prevé un menor ingreso de dólares tras un 2022 récord.

Por la suba de los precios de los últimos meses tras la invasión de Rusia a Ucrania -con la soja superando la cotización máxima histórica de U$S 651-, el ingreso de agrodólares fue récord con más de U$S 35.000 millones y a falta de dos meses a que termine el año, el acumulado enero-octubre ya superó el total de los años anteriores. Esta marca estuvo impulsado por el dólar soja en septiembre cuando ingresaron U$S 8.100 millones.

De todas formas, la comercialización del poroto sigue retrasada en comparación a misma fecha del año previo. Y no se prevé que se acelere en los p´roximos meses lo que pondrá en aprietos al Ejecutivo.

Hasta el momento, los chacareros se desprendieron de 31,5 millones de toneladas contra las 33,6 millones que se habían vendido en 2021. Por lo que quedan 11,8 millones de toneladas del poroto en manos del productor valuadas en U$S 4.700 millones.

Según explicó Juan Manuel Uberti, analista de Mercados de la corredora Grassi, normalmente, de una campaña a otra, suelen pasar 6 a 8 millones de toneladas de la oleaginosa, por lo que el productor vendería entre 3-4 millones de toneladas hasta al empalme de la nueva cosecha sojera, que será a partir de marzo-abril. “Como el productor no tiene el trigo para hacer caja, por ahí se ve forzado a vender la soja”, agregó a su análisis.

Sequía Severa

“Gracias al dólar soja, el productor compró (canjeó por soja a 200) como nunca antes en la historia, lo que hace que la necesidad de ventas de commodities por parte de productor al momento de cosechar en primer semestre del 2023 sea de las más bajas o la más baja de la historia”, le dijo un productor del sur de Córdoba que quiso mantener el anonimato.

La brecha cambiaria es una de los principales causas que hacen reacio al productor a entregar su mercadería. El productor local recibe un 40% de lo que cotiza el cultivo a nivel internacional, sumando las retenciones del 33%.

Ante la escasez de dólares que ya hay y que se proyecta en los próximos meses, este martes el Gobierno anunció la apertura de un nuevo cupo de exportaciones de maíz de 10 millones de toneladas de la campaña 2022/23 (ciclo que recién se sembró solo el 25% del área por la sequía) , lo que fija el nuevo «volumen de equilibrio» (lo que se puede exportar) de maíz en 20 millones de toneladas. Esto le permite al Ejecutivo recaudar por adelantado las retenciones (12%) del cereal.

La sequía está haciendo estragos en gran parte del país. La Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías identificó en su último informe de octubre que hay unas 140 millones de hectáreas en sequía en Argentina, Y de este total, más de 7 millones se encuentran en categoría de afectación severa y fueron identificadas en tres provincias clave para el agro: Buenos Aires (44 partidos), Santa Fe (4 partidos) y Entre Ríos (5 partidos).

El trigo es el cultivo más afectado hasta el momento. Según las últimas estimaciones privadas de la Bolsa de Comercio de Rosario calcula una cosecha de 11,8 millones de toneladas contra las 23 millones del año pasado, Y la misma bolsa rosarina ya asegura que las exportaciones del cultivo caerán más de 1.500 millones en relación a la última campaña cuando alcanzaron U$S 4.600 millones

La falta de humedad en los lotes, a su vez, retrasó la siembra de maíz y soja, los dos principales cultivos que se siembran en el país. En el caso del cereal, se sembró el 22% de las 7.3 millones de hectáreas proyectadas y prevén que los productores se vuelquen a la siembra tardía. Y respecto a la oleaginosa, hasta ahora solo se sembró un 5% de las 17 millones de hectáreas previstas contra el 50% que se había implantado el año pasado a esta fecha.

El alivio vendría esta semana y se podría avanzar con las siembras principalmente, ya que el trigo el rinde del trigo ya está definido. En este sentido, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) anticipó la llegada de precipitaciones en los próximos días. “Los modelos anuncian altas chances de eventos de lluvias a partir del jueves y, en algunas zonas, con milímetros significativos para todo el centro y norte del país”, afirmó Pablo Mercuri, director de Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA. (clarin.com)