Lagomarsino reiteró que tiene “temor” y Arroyo Salgado lo acusó de espía

247

El técnico informático Diego Lagomarsino reiteró ayer que tiene “temor” y volvió a cuestionar a la jueza y exesposa del fiscal Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, quien le pidió que diga “por qué le tiene miedo” y lo vinculó nuevamente con los servicios de inteligencia. “Tengo temor”, enfatizó Lagomarsino, procesado en la causa sobre la muerte de Nisman por haber sido quien le prestó al fiscal -según su testimonio- el arma de la que salió el disparo, y agregó: “La verdad, por todo. No es solamente por esta causa, es por lo que me pueda pasar a mí”. En declaraciones a Radio El Mundo a poco de que se cumpliera el segundo aniversario del fallecimiento, el técnico informático indicó que le teme “al poder” y volvió a apuntarle a Arroyo Salgado, querellante en la causa, a quien acusó nuevamente de poner “trabas” en la investigación. “Acá hay algo que es muy grave. No tendría que haber ningún enfrentamiento si todos buscamos lo mismo, pero la querella está siempre poniendo trabas, diciendo que yo soy espía. Lo que tienen es papel pintado, no tiene mucho valor”, subrayó. El técnico informático insistió en que “en ningún momento aparece” su presencia en el edificio Le Parc de Puerto Madero, donde residía Nisman, “dentro del horario en que murió” el fiscal y agregó: “Yo dejo el arma y me voy, uno de los custodios declaró en la causa ante las dos partes y dijo que habló (con Nisman) después de que yo me fui”. Por su parte, Arroyo Salgado dijo que no sabe “por qué” el técnico informático Diego Lagomarsino le “tiene miedo” y agregó: “No tiene por qué tenerme miedo. No tengo ningún arma guardada en mi casa como tenía él’. En declaraciones al canal TN, la exesposa de Nisman reiteró, además, su idea de que el técnico informático que trabajaba con el exfiscal pertenece a los servicios de inteligencia. “La empleada doméstica de Nisman declaró que ella lo conocía como Luis. Conozco sólo dos lugares donde la gente se cambia el nombre y miente sobre su identidad: una peluquería a la que yo voy y la Side (actual Agencia Federal de Inteligencia)”, sentenció. La querellante recordó que Lagomarsino la acusó de mentir sobre la muerte del fiscal “al decir que está probado en el expediente que se trató de un homicidio” y pidió que precise “en qué” miente. “Según él mismo declaró, él le mintió a su mujer cuando fue a su casa a buscar el arma y ocultó que integraba una cuenta como cotitular junto a la mamá y la hermana de Nisman”, agregó. La jueza señaló que hay suficientes elementos para sostener que la muerte de su exesposo fue un homicidio “muy sofisticado, con acción de los servicios inteligencia que en ese entonces dependían de la expresidenta” Cristina Kirchner. s