LAGUNA NAINECK. Ayala: «No vamos a abandonar la lucha, nuestro cultivo agoniza y no tenemos respuesta estatal»

161

 

Los productores bananeros de la zona Norte de la provincia se manifestaron este viernes, desde las 16.30, en los accesos a las localidades de Laguna Naineck y Laguna Blanca reclamando que se efectivice el envío de los fondos no reembolsables correspondientes a la Emergencia Agrícola que fuera declarada hace más de siete meses pero que aún no llega a las familias de los productores incluidos en el decreto homologado por Nación.

La protesta se llevó a cabo sobre la banquina de la RN 86 sin interrupción del tránsito. Al retirarse, dejaron instalados los pasacalles que visibilizan el planteo del sector. El director Titular de la Federación Agraria Argentina (FAA) Pánfilo Ayala marcó que mantendrán «el reclamo por la asistencia económica con fondos no reembolsables de la Emergencia Agrícola, declarada hace siete meses atrás por el Gobierno, en respuesta a los productores afectados por la sequía y las heladas tardías para este cultivo.

Son muchas las familias bananeras que no recibieron aún la ayuda de Nación y que realmente la necesitan para financiar y sostener sus producciones». La manifestación se concretó «con pasacalles que visibilizan consignas sobre la situación de los productores. La idea es visibilizar el reclamo y exhibir de manera pacífica el malestar ante transeúntes y automovilistas», teniendo en cuenta que ayer se inició la XXXIX Edición de la Fiesta Nacional del Pomelo en la localidad de Laguna Blanca.

Ayala aclaró que la protesta no incluyó el corte de ruta sino que «nos quedaremos al costado de la ruta 86 para mostrar nuestro reclamo ante una multitud que se va a convocar en la fiesta. No vamos a abandonar la lucha. Nuestro cultivo agoniza y no tenemos respuesta estatal», enfatizó el referente campesino.

Durante la entrevista, remarcó que «a la fecha, las familias bananeras no recibieron absolutamente nada de parte del Estado. Reclamamos el aporte no reembolsable mediante ayuda económica que debía haberse dado por la emergencia para este cultivo. Es por esto que queremos aprovechar el momento, ya que en estos días hay mucho tránsito y hacer visible nuestra situación y reclamo que es genuino.

La producción bananera agoniza, está en un momento muy delicado. Venimos en un retroceso inmenso en cuanto a cantidad de hectáreas, los productores resistimos y ahora la idea es seguir reclamando. Desde la FAA decidimos mantener el reclamo al Gobierno de la Provincia y Nación».

En lo que hace al ámbito provincial, el dirigente agrario recordó que el Estado «se comprometió a entregar fertilizantes. Esto se tendría que estar dando este mes. Llegaron las lluvias que fueron un condimento necesario para la aplicación de fertilizantes pero no sabemos cuándo ni cómo ni cuánto van entregar este insumo».

La manifestación de este viernes se llevó a cabo con pasacalles instalados a la vera de la RN 86 en los accesos a Laguna Blanca y Laguna Naineck desde las 16.30. Una hora después los bananeros se retiraron del lugar dejando instalados los carteles con las consignas que los movilizan.

«No tenemos respuesta. Hace más de siete meses que no hay respuestas, no sabemos por qué tanta demora, tanta burocracia, tanto desinterésde parte del Estado. Ningún argumento es válido para demorar tanto en dar una asistencia. Esto es totalmente preocupante teniendo en cuenta la situación económica de las familias. Si hubiese voluntad política, la ayuda se hubiese dado hace rato», insistió con indignación.

En otro tramo de la entrevista, Pánfilo Ayala recalcó que los bananeros de la zona Norte llegan a producir, en época de cosecha, unas 60 mil toneladas cuando el clima los acompaña.»Si bien el formoseño consume mucha banana local, el volumen que producimos es importante y el tema pasa por lo que venimos denunciando desde hace años: el ingreso de banana extranjera en volúmenes no controlados al país y la segunda cuestión es que ingresa a una provincia productora lo que está prohibido totalmente por una resolución del SENASA que no es controlada ni aplicada y pone en riesgo sanitario a la producción porque la resolución habla específicamente de una protección fitosanitaria del cultivo», especificó el dirigente.

En este mismo sentido, consideró que «no hay control de ni de las autoridades nacionales ni provinciales para proteger nuestra producción que está libre de enfermedades que son letales para la banana en el mundo y estos productos, que vienen de afuera, tienen esta enfermedad.

La provincia debe ser solo de tránsito en el caso de que hubiese la necesidad que pase por Formosa». Por otra parte, en lo que hace a las características que definen a la banana formoseña por sobre las otras, Ayala consignó que sus particularidades positivas pasan por «el gran sabor, lo mantecosa que es y los nutrientes que posee. Todo eso hace que sea muy buena para el consumo humano.

Si bien es cierto tiene una diferencia con otras bananas extranjeras por su contextura, por la cáscara, esto no impide competir en cuanto a la calidad que ofrecemos pero las condiciones son de desventaja para competir con ellas», dijo para explicar seguidamente que esto se da debido a que en el país «no se regula el ingreso de banana extranjera; se importan las 500 mil toneladas que se consumen en el país; y hay vaivenes en precios que impone Ecuador cuando ingresa su fruta».

«Nosotros denunciamos esto como una maniobra delictiva», enfatizó para exigir que el Estado controle «los envases, el kilaje y las regulaciones», apuntando a un planteo histórico del sector: «Establecer un precio mínimo de referencia para que países como Ecuador u otros, no bajen tanto el precio para perjudicarnos a los productores nacionales. Ahí es donde decimos que el Estado y sus funcionarios están totalmente ausentes ante la crisis terminal que sufre la producción bananera formoseña», concluyó Pánfilo Ayala. (prensalibreformosa.com)