Las lluvias favorecen la proliferación del mosquito transmisor del dengue

104

 

Convocatoria a que la participación comunitaria colabore con la erradicación de focos del aedes aegyptis.

La directora de Epidemiología y Medicina Tropical de la provincia, Claudia Rodríguez, confirmó a Agenfor que las lluvias periódicas, las altas temperaturas y también la alta humedad son el ambiente propicio para la propagación del mosquito aedes aegyptis, transmisor del dengue.

Por ello, convocó a los vecinos a mantener el patio limpio, eliminando recipientes en desuso, que podrían juntar agua. Recordó la funcionaria que “en las paredes de esos recipientes pondrá huevos el mosquito, son huevos muy resistentes a las altas temperaturas y a la desecación”.

“A lo mejor uno vacía el recipiente, pero quedan los huevos pegados, con una lluvia como la de este lunes 27 se vuelve a cargar el recipiente con agua, y continúa el ciclo de vida del mosquito, donde esos huevos pasarán al estadío de larva, luego de pupa, para finalizar en un mosquito adulto que es el que vemos que vuela”, explicó.

Aconsejó no solo eliminar los recipientes, sino que a los que permanecen, hay que limpiarlos muy bien para despegar los huevos.

Confirmó además que hay casos positivos en varias localidades de la provincia y en Formosa Capital, por lo que está activa la vigilancia intensificada de todas aquellas personas que se acercan al sistema de salud consultando, siendo el síntoma que dispara las alertas, la fiebre.

La doctora en Bioquímica informó que circulan en la actualidad el serotipo 1 y serotipo 2; este último es el que “se asocia con mayores complicaciones o cuadros complicados”.

“Es importante que la persona ante los primeros síntomas acuda al médico y a la consulta, por un lado para que le indique los estudios que se debe realizar, para diferenciar de otras enfermedades que cursan con la misma sintomatología, como el COVID”, pidió.

En tanto, el subsecretario de Medicina Sanitaria del Ministerio de Desarrollo Humano, Manuel Cáceres, se explayó al señalar que “tenemos serotipo 2 y serotipo 1 y esta co-circulación de virus hace que estemos preocupados y ocupados en el tema”.

Dijo que además la ciudad de Clorinda comparte con Formosa la misma circulación: serotipo 1 y serotipo 2.

“El hecho de que tengamos antecedentes de haber tenido una infección por dengue y ahora cursemos una nueva infección aumenta las probabilidades de complicaciones”, aseguró.

Comentó Cáceres que “estamos en un contexto donde tenemos circulando dos serotipos, uno de ellos complicado, implica que tenemos que estar más alertas, estamos trabajando intensivamente con las brigadas, en el rastrillaje de los barrios”.

Sobre este trabajo coordinado entre el Ministerio de Desarrollo Humano y la Policía de Formosa, cuyos agentes acompañan a las brigadas en sus visitas domiciliarias, indicó que empieza a tener sus primeros resultados.

Consideró que se está registrando “una meseta” en aquellos barrios donde había más casos febriles, tras el paso de esta brigada.

Por todo lo expuesto es que el médico pidió que “el vecino nos acompañe, que se encargue de eliminar todos los elementos en los que se puede juntar agua, para evitar el criadero del mosquito”.

Dijo que esta tarea debe ir acompañada con el uso del larvicida que proporciona Laformed una vez por semana en cada casa.

“Si los formoseños tomáramos conciencia de que convivimos con el enemigo, que se llama aedes aegyptis y nos puede matar, haríamos más acciones para prevenir su ataque”, enfatizó finalmente.