Los diputados se aumentaron el sueldo un 80%

68

 

Luego de seis meses de congelamiento, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, resolvió hoy otorgar un aumento del 80% en tres cuotas a los diputados nacionales.

La dieta que reciben los legisladores de la Cámara baja, que no llega al millón y medio de pesos netos y es significativamente menor a la que perciben los senadores nacionales, no se mueve desde febrero.

Las coaliciones pedían un aumento mayor

Menem se reunió con los jefes de bloques opositores con el objetivo que respalden su propuesta de aumentar las dietas en un 80 por ciento en tres cuotas.

Distintas fuerzas políticas Desde Unión por la Patria, la UCR y sectores de Hacemos Coalición Federal le pedían que el aumento fuera mayor, como para acercarse a lo que cobran los senadores, pero el riojano se plantó en el 80% para no generar tensiones con el Gobierno nacional, que sigue enarbolando la máxima de que “no hay plata”.

Un aumento “impopular”

La resolución llevará únicamente la firma de Menem, ya que los bloques de la oposición no quieren cargar con el costo político de un aumento que será “impopular” en la opinión pública.

Fuentes parlamentarias de Hacemos señalaron a la agencia Noticias Argentinas que no están de acuerdo con la propuesta de Menem, ya que contempla un incremento del 80 % en las dietas en tres cuotas cuando la inflación desde que asumió el presidente Javier Milei ya llega a un 127 % y tampoco que les paguen la mitad que a los senadores.

Controversia por las dietas

La controversia sobre las dietas comenzó en febrero cuando los presidentes del Senado, Victoria Villarruel, y de Diputados, Martín Menem, les habían otorgado a los legisladores de ambas cámaras un aumento del 28 %, al cumplir las normas de enganche que tienen las dietas con los sueldos de los trabajadores del Congreso, pero luego dieron marcha atrás antes las críticas que había formulado a esos incrementos el presidente Javier Milei.

En la actualidad los diputados cobran un promedio de un $1.300.000 -sin contabilizar algunos item como el desarraigo de $300.000 que perciben los legisladores del interior del país- y con este incremento podrían llegar a $2.200.000.

En cambio, los senadores cobran un bruto de unos $7.000.000 lo que implica unos $4.500.000 de pesos tras la resolución que votaron en abril pasado.

Los diputados del interior señalan que sus dietas no le alcanzan para pagar un hotel y todos los gastos que tienen en Buenos Aires y a la vez mantener sus casas en sus provincias. (baenegocios.com)