Los peritos de la Corte comenzaron a analizar la fortuna de Máximo Kirchner.

63

El diputado oficialista es investigado por presunto enriquecimiento ilícito. Entre 2019 y 2020, su patrimonio aumentó más de cien millones de pesos.

¿Máximo Kirchner se enriqueció ilícitamente? ¿Declaró maliciosamente de forma incorrecta su fortuna? ¿Puede justificar la riqueza consignada en sus declaraciones juradas? Son sólo algunas de las preguntas que los peritos de la Corte Suprema de Justicia deben responder. Por orden del fiscal federal Eduardo Taiano comenzaron a analizar la fortuna del diputado nacional en el marco de una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

El hijo de la vicepresidenta de la Nación sigue siendo el que mayor fortuna acumula dentro de la familia Kirchner. Sus bienes, depósitos y dinero al Inicio del año 2021 era de 400.841.818,69 pesos y concluyó el período con 523.382.019,69 pesos.

Hay que recordar que Máximo Kirchner recibió el 50% de bienes de la vicepresidenta en marzo de 2016, cuando cedió a sus hijos en partes iguales toda su riqueza. Esa transferencia incrementó su patrimonio.

Mientras año tras año presenta las correspondientes declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción (OA), la justicia federal coloca la lupa sobre el período fiscal 2019, sin dejar de analizar la curva de los períodos anteriores.

El ritmo de crecimiento fue, en los útlimos años, de a cien millones de pesos por año, según consta en la documentación oficial.

El fiscal federal Eduardo Taiano ordenó a los peritos de la Corte Suprema de Justicia que analicen la fortuna de Kirchner para determinar en el marco de este expediente -que inició con una denuncia de la abogada Silvina Martínez- si hubo irregularidades en los consecutivos incrementos patrimoniales.

Según confirmaron fuentes judiciales a Clarín, los peritos ya comenzaron la tarea ordenada.

Uno de los principales puntos a determinar es si los valores volcados en sus declaraciones juradas son los correspondientes o si hay propiedades, valuaciones de las compañías familiares que no se ajustan a los números reales.

En el oficio dirigido a los peritos de la Corte, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que se determine si el incremento declarado año tras año se ajusta a los números oficiales, es decir a la forma de declarar las valuaciones fiscales y sobre todo, el valor asignado a las empresas de la familia.

Máximo Kirchner incluye en sus declaraciones patrimoniales tres compañías: Los Sauces, dedicada al rubro inmobiliario, Hotesur, dueña del hotel Alto Calafate y otros alojamientos, y CoMa, una firma que se creó para la adquisición de terrenos en El Calafate cuando su valor era de 7,5 pesos el metro cuadrado.

Ese conjunto de firmas fueron investigadas por presuntas maniobras de lavado de dinero. El expediente que se conoció como Hotesur comienza a analizarse la semana próxima en la Cámara de Casación para resolver si queda firme la decisión de dos jueces -Daniel Obligado y Adrián Grunberg-, de sobreseer sin juicio a Cristina, Máximo, Florencia Kirchner y demás imputados, o si afrontarán el debate oral.

La denuncia de Martínez planteó que los bienes del diputado tendrían un valor superior al declarado, y que ascenderían a 25 millones de dólares. También la participación accionaria de esas tres empresas, depósitos de dinero en el país y una caja de ahorro en dólares.

La abogada había señalado que Kirchner posee un patrimonio «blanco registrado y contabilizado que supera los 25 millones de dólares. Tiene junto a Florencia Kirchner un patrimonio en conjunto de más de 50 millones de dólares (US$50.200.349). Pero para llegar a la cifra final, habría que sumar otras 26 propiedades que eran de Néstor Kirchner y cuyos titulares son ahora el diputado nacional y su hermana».

En función de dicho planteo, los peritos deben dilucidar cómo fue conformando año tras años el número de su riqueza el líder de La Cámpora, bajo qué parámetros, si las valuaciones de sus participaciones accionarias en función del patrimonio de las empresas es el correspondiente.

Sin una fecha determinada para entregar el informe, los especialistas ya se encuentran en plena etapa de análisis de toda la documentación que incluye las declaraciones de carácter reservado que fueron requeridas al Congreso de la Nación.

Un patrimonio millonario

Los números de los bienes del líderes de La Cámpora son millonarios. Durante el período fiscal 2019 (y que se declara en 2020) que dio inicio a este expediente donde se lo denunció por presunto enriquecimiento ilícito, Máximo Kirchner incrementó sus bienes en casi un 50%.

Aquella declaración jurada presentada ante la Oficina Anticorrupción (OA) expuso una fortuna de 291.739.213,02 pesos, contra 191.182.823 pesos que había volcado en la documentación oficial en el período fiscal anterior.

Su fortuna sólo fue en ascenso. En la documentación contable del período fiscal siguiente, presentada ante el organismo que conduce Felix Crous, declaró un patrimonio de 400.841.818,69 pesos, sumando en 2020 poco más de 100 millones a los bienes que había declarado tener en 2019, pese a que dijo no haber incorporado nuevos activos.

¿Cómo le fue en el período fiscal 2021? Aún mejor. Declaró bienes por 523.382.019,69 pesos. Su patrimonio consta, entre otros ítemes, de 26 propiedades, dos de las cuales son declaradas por ingresos propios, y las demás son producto de la herencia realizada por la vice y de la sucesión concluida del ex presidente Néstor Kirchner.

Según el valor fiscal consignado en la declaración jurada, ese conjunto de inmuebles representan 193.811.808 pesos de los más de 523 millones de pesos declarados ante la Oficina Anticorrupción.

En su última declaración jurada, Máximo Kirchner declaró depósitos en dólares por un total de 2.848.072,46 en dicha divisa. En moneda nacional declara esos dos depósitos por 291.984.388 pesos. Es decir: gran parte de su fortuna responde a las divisas estadounidense que se consignan como herencia. (clarin.com)