Los piqueteros de izquierda ratificaron que mañana marcharán a Plaza de Mayo

110

 

La ministra de Capital Humano aseguró que los que cortan las calles no cobrarán el plan social. Los dirigentes presentaron un recurso de amparo para que el ministerio de Seguridad no aplique el protocolo antipiquetes y aseguran que no cortaran el Puente Pueyrredón.

La Unidad Piquetera confirmó que mañana realizará la primera marcha contra el presidente Javier Milei. Lo hizo a pesar de que ayer la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, anunció que: “Los únicos que no cobrarán los planes son los que corten las calles” e informó lo que adelantó este medio: iniciará de cero una auditoría sobre los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo.

También explicó que la medida apunta a eliminar la intermediación, esto es, evitar que sean los dirigentes de los movimientos sociales los que tengan la potestad de realizar altas y/o bajas en el cobro de un plan. “Nadie puede obligarlos a ir” a una marcha, apuntó la funcionaria que tiene bajo su órbita las secretarías de Trabajo, Educación y Niñez y Familia -ex ministerio de Desarrollo Social-, área que hasta la llegada de La Libertad Avanza a la Casa Rosada eran administrados por líderes piqueteros peronistas como Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita.

Para reforzar el mensaje que dejó Pettovello en su exposición, desde la aplicación Mi Argentina, el gobierno le envía a cada beneficiario un mensaje personalizado titulado “el que corta no cobra” y dice: “Queremos darte la tranquilidad de que si cumplís con la ley, vamos a cuidarte: si sos beneficiario/a de un plan social, que nadie te obligue a cortar vías de circulación bajo amenaza de que vas a perderlo”.

El texto, de tono amigable, informa que el beneficiario puede denunciarlo de forma anónima al 134 y cierra: “Que tengas una Navidad y un fin de año en paz”. El mensaje reproduce en buena parte el anuncio que realizó la ministra en su breve exposición grabada.

“La marcha se hace más que nunca”, ratificó ante Infobae, Eduardo Belliboni, el líder del Polo Obrero y uno de los organizadores de la protesta contra los anuncios del ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, después de los dichos de la ministra de Capital Humano.

La primera en anunciar que la presidencia de Milei tiene como objetivo poner “orden en la calle” y evitar que la avenida 9 de Julio se transforme en “un corsódromo” -como lo llamaron los propios piqueteros-, fue la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Hace muchos años que la Argentina está para atrás, está en una situación de mucho estancamiento, y la protesta se ha hecho ya, algo que parece diario y permanente. La situación de la gente no ha mejorado”, explicó Bullrich y dijo: “Nosotros lo que les planteamos a todos, no es un mensaje para las organizaciones, sino para todos los argentinos, es entender que la mejora económica está en marcha, y la mejora de la convivencia social está en marcha”.

Después aclaró que su plan “antipiquete” no atenta contra el derecho constitucional de la protesta sin violar la ley: “Nadie impide que puedan tener su marcha, lo que no van a poder hacer es cortar la calle. Irán por la vereda, irán a una plaza, pedirán permiso en una plaza”, dijo la funcionaria de Javier Milei.

Belliboni aclaró que es “imposible” que cincuenta mil personas marchen hacia Plaza de Mayo por la vereda. Sin embargo, señaló que intentaría evitar fricciones con las fuerzas federales y de la Policía de la Ciudad que serán desplegadas en puntos estratégicos. El objetivo del despliegue de las fuerazs es para evitar que los piqueteros lleguen al centro porteño por los puentes Pueyrredón, Alsina y Saavedra y que harán bajar de los trenes a los piqueteros que estén encapuchados, que no puedan ser identificados o porten palos u otros objetos contundentes. Al operativo lo llaman “vigilancia preventiva” se realizará en las estaciones de trenes que es de competencia federal.

Para intentar evitar que Seguridad implemente mañana el protocolo antipiquete, los dirigentes presentaron un recurso de amparo para que la justicia deje sin efecto la Resolución 943/2023 porque “lesiona derechos y garantías de carácter constitucional”

Hoy, desde las 15 horas y frente al Congreso Nacional en las escalinatas del monumento, ubicado en la calle Entre Ríos, entre Rivadavia e Yrigoyen, las más de cien organizaciones que integrarán la marcha hacia Plaza de Mayo, convocaron a una conferencia de prensa “para explicar las características de la movilización” y explicar “los reclamos por los cuales se realiza, explicar las características de las denuncias contra Bullrich, Pettovello, Caputo y Milei por amenazas y el intento de recortar la libertad de expresión garantizada por ley y por querer impedir una movilización popular contra el brutal ajuste que lleva adelante el gobierno”.

En la conferencia de prensa también estarán presentes organismos de derechos humanos, dirigentes sindicales, dirigentes estudiantiles, diputados, partidos políticos y dirigentes piqueteros.

Entre los asistentes también estarán los grupos de abogados y de otras organizaciones que formarán parte de los “equipos multidisciplinarios” que estarán presentes en las principales estaciones, como Constitución, Pompeya, Once, las tres líneas de Retiro del ferrocarril Mitre, San Martín y Belgrano para “garantizar que Patricia Bullrich no pueda actuar sobre los ciudadanos comunes en las estaciones de trenes para defender el derecho de poder ingresar a la Capital”.

Los piqueteros de izquierda intentarán minimizar las fricciones con las fuerzas de seguridad. El fin de semana resolvieron no ingresar por el Puente Pueyrredón, principal acceso a CABA desde la zona sur del conurbano y en transporte público, sobre todo trenes y subtes.

Las columnas intentarán llegar a la ciudad desde el mediodía. Concentrarán en los alrededores del Congreso de la Nación y de allí, a partir de las 16 horas, bajarán por Avenida Rivadavia, y De Mayo; otras dos los harán por Diagonal Norte y Sur para desembocar en Plaza de Mayo. Se generará un caos de tránsito vehicular en pleno horario pico de regreso a casa.

La movilización coincide con los 22 años en memoria de las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001 los días de protesta social previos a la caída de Fernando De la Rúa.

Los movimientos sociales que forma parte de la Unión Trabajadores de la Economía Popular, la mayoría de los cuales integran Unión por la Patria anunciaron que no realizarán ningún acto en recuerdo a las 39 víctimas fatales salvo la Corriente Clasista y Combativa (CCC). De todos modos, la organización que lidera Juan Carlos Alderete, al igual que el resto, no marcharán junto a los piqueteros de izquierda. (infobae.com)