MALA NOTICIA PARA CFK: Se completaron los tribunales que revisarán la condena de Cristina Kirchner y el sobreseimiento de Mauricio Macri

780

 

La Cámara de Casación integró por sorteo los dos tribunales que intervendrán para revisar la condena contra Cristina Kirchner en la causa de Vialidad y el sobreseimiento de Mauricio Macri en el caso donde fue acusado de ordenar supuestas tareas de espionaje sobre los familiares de los marinos del submarino ARA San Juan.

El juez Diego Barroetaveña fue sorteado para acompañar a sus colegas de la Sala IV de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, en la revisión de la condena a seis años de cárcel e inhabilitación perpetua contra la vicepresidenta.

Cristina Kirchner, mediante las presentaciones de su abogado Alberto Beraldi, había recusado a los jueces Borinsky y Hornos por sus visitas a Mauricio Macri cuando era presidente, en la quinta de Olivos y en la Casa Rosada. Sostuvo que temía que fueran parciales al resolver en su contra, y para fundamentar ese temor enumeró una serie de acciones desarrolladas durante el gobierno de Cambiemos que, a su juicio, implicaban una persecución judicial.

Pero los jueces rechazaron esa recusación, un recurso para que sea revisado y otro recurso para que se sorteen otros jueces que analicen la recusación. El tercer juez de la sala es Javier Carbajo, que se excusó de intervenir en la revisión de la condena de Cristina Kirchner porque ya se pronunció en la causa de “La ruta del dinero K”, al afirmar que el patrimonio de Lázaro Báez provenía del fraude de Vialidad.

Por eso es que Borinsky y Hornos mandaron a sortear a un tercer juez. El acto fue público, con la presencia de los abogados Beraldi, de Cristina Kirchner, y Lucio Simonetti, de Abel Fatala. Salió sorteado Barroetaveña, juez de la Sala I de la Casación que debe decidir además si reabre el caso Hotesur y Los Sauces contra la vicepresidenta, así como el caso del Memorandum con Irán y la causa por Oil Combustibles, donde Cristóbal López fue absuelto.

Barroetaveña integra además el Consejo de la Magistratura en representación de los jueces por la Lista Bordó de la Asociación de Magistrados, la más crítica con el Gobierno.

La Cámara de Casación analiza los recursos de los defensores de los condenados en la causa Vialidad Cristina Kirchner, Báez, José López y otros funcionarios por el delito de fraude a la administración pública. También está a estudio del tribunal el recurso del fiscal Diego Luciani, mantenido por el fiscal ante la Casación Mario Villar, que recurrió la absolución por el delito de asociación ilícita por el que había acusado durante el juicio, así como la absolución del exministro Julio De Vido.

ARA San Juan

Por otro lado, la Cámara de Casación sorteó al juez Borinsky para conformar el tribunal que revisará el sobreseimiento de Macri dispuesto por la Cámara Federal. El caso está en la Sala II del tribunal integrada por los jueces Ángela Ledesma y Guillermo Yacobucci.

Ledesma y Yacobucci decidieron apartar del caso al tercer juez del tribunal, Alejandro Slokar, al hacer lugar a una recusación en su contra que habían planteado los defensores de los exjefes de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Ledesma y Yacobucci decidieron apartar al juez porque no daba a los acusados garantías de imparcialidad, a raíz de sus expresiones en una entrevista en el diario Página12, en la que afirmó que “muchos” de sus colegas que fueron críticos del Poder Judicial padecieron durante el macrismo “su Gestapo, la antijudicial” y “macartismo” interno. Se cuestionó además su rol de fundador de Justicia Legítima, entidad ligada al kirchnerismo.

Macri llegó a la Cámara de Casación sobreseído por el espionaje a los familiares del submarino que se hundió el 15 de noviembre de 2017. En primera instancia, quien actuaba como juez subrogante de Dolores, Martín Bava, lo había procesado porque agentes de la AFI realizaron reportes y fotografiaron a los familiares antes de una marcha que iban a hacer en Mar del Plata, donde iba a concurrir Macri.

El caso fue revisado por la Cámara Federal porteña y los jueces Pablo Bertuzzi, Mariano Llorens y Leopoldo Bruglia entendieron que no se trataba de espionaje, sino de tareas de seguridad para preservar al Presidente en ese momento. También fueron sobreseídos los exjefes de la AFI Arribas y Majdalani, los exdirectores operacionales de Contrainteligencia Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, el exdirector de Reunión Eduardo Winkler, el exjefe de la base Mar del Plata Nicolás Iuspa Benítez y cinco agentes que revistaban en esa repartición.

Los querellantes, que son algunos de los familiares de los marinos fallecidos, recurrieron los sobreseimientos. Ahora, tras la recusación, sortearon al tercer juez y salió favorecido Borinsky. Los familiares de las víctimas ya lo recusaron. (LA NACION)