SENADO: Nuevo aumento en las dietas y suman más presión a Martín Menem en Diputados

80

 

El escándalo por el aumento en las dietas en el Senado suma un nuevo capítulo: el mes próximo no solo cobrarán más del doble de que lo que percibían hasta ahora, sino que además gozarán de una suba del 9% correspondiente a la paritaria que cerraron las autoridades de ambas cámaras con la Asociación del Personal Legislativo (APL). Así, los senadores embolsarán casi 8 millones de pesos en bruto mensuales. Esto es, unos 4,5 millones en la mano.

A esta cifra debe sumarse los montos por gastos de representación –que trepará a $1,8 millón- y desarraigo –que será de $900 mil- para los que vivan a más de 100 kilómetros de la Capital. Pese a que los senadores de Pro y de La Libertad Avanzan amagaron con proyectos para retrotraer estos aumentos, finalmente estos no se concretaron.

El aumento del 9% que percibirán los senadores obedece a que, en la sesión escandalosa en la que la mayoría aprobó duplicarse las dietas, también votaron que los ingresos mensuales vuelvan a quedar “enganchados” a las subas que se dispongan en las negociaciones paritarias entre las autoridades del Congreso y APL. El último acuerdo cerró en un aumento del 2% en abril y del 7% en mayo pasado.

“Nosotros firmamos la paritaria de los trabajadores, en línea con el Ejecutivo, pero los senadores en la sesión de abril ataron su dieta a los módulos, que se ajustan con la paritaria”, informaron desde la presidencia del Senado.

En Diputados

La bonanza que gozan los senadores contrasta con la situación que atraviesan los diputados en la Cámara baja, donde las dietas están congeladas desde diciembre pasado, una decisión que tomó el presidente del cuerpo, Martín Menem, para no contrariar al presidente Javier Milei. Así las cosas, el ingreso bruto de los 257 diputados oscila entre 1,9 y 2,1 millones mensuales. Es decir, cobran cuatro veces menos que sus colegas en el Senado.

Presionado por los legisladores, sobre todo los oriundos del interior –que advierten que ya no pueden costear su estadía en la Capital con estos ingresos- Menem se apresta a disponer una suerte de recomposición de las dietas de los diputados nacionales. Como estuvieron congeladas durante seis meses, el riojano evalúa recomponer lo perdido con un pago en tres cuotas mensuales, tomando como índice de actualización el porcentaje de aumento que tuvieron los jubilados en ese lapso.

Según indicaron altas fuentes de la Cámara baja, la dieta de un diputado nacional trepará a $2,66 millones de bolsillo ($4 millones en bruto) a partir del mes próximo, sin contar desarraigo ni movilidad. Es decir, cobraron cuatro veces menos que sus colegas senadores.
Menem accederá a descongelar las dietas a pedido de los bloques, que enviaron una carta al presidente del cuerpo en ese sentido la semana pasada. Con respecto a la actualización a futuro de las dietas, el riojano evalúa atar las subas al índice de movilidad jubilatoria o bien al aumento que dispongan las paritarias legislativas. (expresdiario.com)