Sin la bajada de luz, alquilaron un grupo electrógeno para poner en marcha la planta aceitera en Ibarreta

74

Finalmente la planta procesadora de soja instalada en Ibarreta, debió alquilar un grupo electrógeno para poder operar a un costo 10 veces mayor por no contar con la bajada de energía eléctrica. «Es un proyecto sumamente necesario para la provincia», señaló Juan Ignacio De Hagen, uno de los propietarios, al Grupo de Medios TVO.

«Seguimos trabados con el remolino burocrático pero salimos a alquilar un grupo electrógeno ya que REFSA nos sigue negando el acceso a la red y arrancamos esta semana a poner a punto toda la maquinaria y el miércoles ya pudimos trabajar todo el día sin ningún inconveniente», agregó De Hagen.

La planta procesadora instalada en esa localidad trabajará sobre los porotos de soja para la extracción de su aceite y la producción de alimentos para animales. Pese a las documentaciones presentadas hace meses, aún no cuentan con la conexión a la red eléctrica por lo que el grupo inversor decidió alquilar un grupo electrógeno para poder operar.

«Entre el alquiler del grupo y el gasto de combustible estamos hablando de 10 veces el costo de lo que sería estar conectados en la red. Aunque el costo mayor es no tenerlo, por el lucro cesante de toda la inversión hecha a lo largo de todo este año y no poder procesar. Era fundamental poner todo a punto porque estamos sumergidos en un remolino burocrático en el que REFSA sigue sin hacerse cargo de lo que le corresponde», sostuvo el empresario.

Dicha planta contó con una inversión inicial de 100 millones de pesos para el procesamiento de aceite de soja con una capacidad inicial de 30 mil litros por mes. Su funcionamiento estaba previsto para febrero de este año pero debido a la falta de conexión eléctrica no pudieron poner las máquinas en operatividad.

Según expresó De Hagen, para obtener la conexión a la red eléctrica, la empresa energética le solicita una habilitación pero dicha habilitación sólo se otorga si el emprendimiento cuenta con energía eléctrica. Creen que con el alquiler de este costoso grupo electrógeno, finalmente podrían obtener dicha conexión.

En este sentido, el joven empresario indicó que «se alquiló un grupo electrógeno suficiente para poder tener toda la planta a pleno porque al tener un costo alto, no se justificaba contratar algo de menor capacidad». «Son las primeras pruebas para que la plata empiece a procesar y a ver si de este modo ya dejan de tener excusas para darnos la habilitación», dijo.

La planta se encuentra en la zona rural de Ibarreta, utilizara los porotos de la soja temprana cosechada en la provincia y esperan ampliar la capacidad de operación en una segunda etapa, aunque debido a las demoras en la habilitación actualmente debieron comprar soja a productores de otras provincias.

«Lo que se hace es prensar la soja y se separa el aceite que está contenido en el poroto que sale de forma de ‘espeler’, que es un alimento rico en proteínas y es utilizado para la alimentación de animales pero justamente debido a estas demoras que tuvimos, perdimos la posibilidad de procesar poroto local de la cosecha y ahora tuvimos que salir a buscar de Chaco y otras zonas», explicó De Hagen.

De todas maneras, con la decisión de alquilar este grupo electrógeno con la capacidad suficiente para poner en operación a la planta «Agroindustria de Formosa», la provincia ya se suma al circuito de procesamiento de soja en el país siendo la primera de su tipo localmente.

«Por lo menos hemos sorteado el efecto que ellos quisieron lograr, de que nos cansemos, nos vayamos y nunca pongamos en funcionamiento la planta pero somos porfiados y realmente estamos convencidos de que es un proyecto sumamente necesario para la provincia, necesario para generar trabajo y desarrollar la zona», finalizó De Hagen. (expresdiario.com)