CANNABIS MEDICINAL: Qué tratamientos podrán beneficiarse con la reglamentación

144

 

El Gobierno aprobó la Ley de Cannabis medicinal y cáñamo industrial, que le otorga un marco regulatorio a la producción. Desde trastornos psicológicos hasta afecciones de la salud, todos los usos posibles.

En las últimas horas, se publicó en el Boletín Oficial la implementación de la Ley 27.669, sancionada en mayo de 2022, para la producción industrial de cannabis de uso medicinal. Esta noticia alegra al ámbito científico, ya que en los últimos años la ciencia hizo muchos avances en lo que respecta a las propiedades de este cultivo.

Las investigaciones sobre sus aplicaciones medicinales, que ayudarían a los pacientes a curarse o a transitar mejor su enfermedad, ya se aplican en varios lugares del mundo. En 2020, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya había reconocido sus propiedades medicinales, y lo había retirado de una lista en la que se lo catalogaba como «sustancia peligrosa y con poco valor médico».

Cuáles son los usos del cannabis medicinal en la salud
Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA), existen ensayos clínicos y preclínicos con esta sustancia que se utilizan para tratar principalmente los síntomas de estas enfermedades.

Uso dermatológico y cosmético

El cuerpo posee un sistema conocido como endocannabinoide, que posee receptores que regulan las funciones en el cuerpo, incluyendo la piel. La implementación de cannabis externo puede favorecer o estimular las acciones de este sistema.

El año pasado, la ANMAT aprobó el primer dermocosmético que contiene CBD, que se utiliza principalmente como antiinflamatorio, neutralizador de pieles sensibles o irritaciones, y que contribuye en la recuperación frente a agresiones cutáneas.

Epilepsia refractaria

El control de la epilepsia es posible en el 70% de los casos mediante medicación, sin que ello conlleve grandes limitaciones en la vida cotidiana. Incluso, el uso del cannabis disminuyó las convulsiones con el tiempo, permitiendo la eliminación de los medicamentos.

Cáncer

El cannabis y sus componentes están siendo investigados como posible tratamiento para personas que tengan síntomas causados por la enfermedad o su tratamiento. El Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis -dependiente del gobierno nacional- aprobó 10 nuevos proyectos de investigación científica, uno de los cuales es “Cannabis medicinal y cáncer: estudios pre-clínicos para la determinación de propiedades anti-tumorales utilizando modelos experimentales alternativos” de la Universidad Nacional del Litoral.

Por otro lado, otros estudios realizados con animales demostraron que los extractos de marihuana pueden ayudar a destruir ciertas células cancerosas y reducir el tamaño de otras. Esta investigación demostró que el tratamiento con extractos purificados de THC y CBD, cuando se usan conjuntamente con radioterapia, aumenta la efectividad de la radiación en la destrucción del cáncer.

VIH

Las propiedades antiinflamatorias del cannabis pueden ayudar a tratar la inflamación continua de bajo nivel que el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) produce en el cuerpo. Un estudio descubrió que el consumo de cannabis para este fin también reduce el deterioro cognitivo en las personas viviendo con VIH.

Además, se implementa de forma particular ante los siguientes síntomas:

Inflamación
Dolor
Convulsiones
Trastornos por el consumo de drogas
Trastornos psicológicos

(ambito.com)