CASALS: «Recibo mensajes de que me tengo que cuidar porque me pueden pasar cosas»

109

 

El sábado pasado, en el marco del desfile por el 214 aniversario de la Revolución de Mayo, Natalia Casals, una enfermera que prestaba servicio en el Hospital Evita y meses atrás fue despedida, exhibió un cartel con un pedido al gobernador Gildo Insfrán que se encontraba en el palco con demás funcionarios. Luego, entre corridas y forcejeos terminó detenida por la Policía junto a dos personas que la acompañaban también con reclamos.

En comunicación con el Grupo de Medios TVO, la mujer habló de lo sucedido y de lo que la llevó a expresarse de tal manera. «Ahora tengo preocupación porque recibo amenazas; no me quiero ir de mi provincia», confió.

“Yo me presenté en el desfile con un cartel para poder llegar al Gobernador, después la Policía me golpeó y me llevó detenida. Fue una situación muy fea, todavía estoy mal”, comenzó diciendo la mujer.

Seguidamente agregó que es “lamentable” que desde la Policía digan que es “todo mentira” porque “hay videos y otras evidencias donde se ve la agresión hacia mí solo por mostrar un cartel”.

Consultada por su despido del nosocomio comentó: “me dijeron verbalmente que estaba relacionado al hecho de que apoyé al presidente Javier Milei, pero por escrito no había nada. Todo fue verbal”.

A continuación, la profesional de la salud habló de la decisión de ir con un cartel. “Me impulsó la necesidad de trabajar porque yo desde enero estoy sin trabajo, no tengo otros ingresos. Pensé que quizás llevando el cartel el Gobernador pueda prestar atención de lo que estamos pasando el personal de salud, no hablo solo de mi caso. Quería que vea que estamos en una situación realmente complicada”, dijo.

“Intenté en otro momento acercarme a Insfrán, fui a dejar cartas, pero no me supieron recibir, también fui al Ministerio de Desarrollo Humano de donde me sacaron con la Policía.

Como no puedo llegar al Gobernador, pensé que el acto del 25 de mayo era una oportunidad para que vea el mensaje”, agregó.

Al referirse al desfile, recordó que “cuando me puse para desfilar policías de civil me preguntaban qué hacia ahí, yo les dije que iba a pasar desfilando. Evidentemente la Policía me tenía fichada. Así como hubo personas que querían impedir que desfile había quienes me ayudaron a llegar”.

Momento en que
estaba frente a Insfrán

“Al llegar frente al palco donde estaba el Gobernador extendí la mano para saludarlo, él seguía aplaudiendo y mirando para otro lado, entonces le dije que no se olvide de los trabajadores de salud. Yo no sé si me escuchó realmente”, dijo y añadió que “cuando la Policía me saca de frente de él ya me detuvieron, fue en ese momento cuando la doctora Gabriela Neme impide, primeramente, pero cuando me voy a hacer la denuncia del maltrato hacia mí me detienen”.

“A mis dos compañeros que me acompañaron los metieron preso también y a mí me pasearon por todas las Comisarias”, continuó.

Finalmente, al hablar de cómo se encuentra actualmente señaló: “los dolores siguen, y también tengo mucha preocupación, no puedo dormir, porque recibo mensajes de que me tengo que cuidar porque me pueden pasar cosas”.

Cuando se le preguntó si pensaba en irse de Formosa respondió: “espero que no, la idea era que llegue el mensaje, yo no me quiero ir de acá. Tengo una nena de 5 años. Me da impotencia todo esto, porque uno se prepara profesionalmente o tiene ganas de salir adelante y que nuestra provincia no nos dé la posibilidad es muy triste”. (expresdiario.com)