Cristina Kirchner asume hoy su propia defensa para refutar la acusación del fiscal Luciani

29

La vicepresidenta tomará la palabra después de su abogado Carlos Beraldi, que expuso en las audiencias anteriores y tuvo fuertes contrapuntos con el fiscal Diego Luciani.

Constituida como abogada en causa propia, la vicepresidenta Cristina Kirchner expondrá hoy sus argumentos de defensa en el juicio oral por la causa Vialidad, donde está acusada de liderar una asociación ilícita y defraudar al Estado al direccionar las obras públicas viales de Santa Cruz en beneficio del empresario Lázaro Báez. Será una de las jornadas de mayor voltaje político del juicio desde la acusación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola y su pedido para que la vicepresidenta cumpla una condena de 12 años de cárcel y quede inhabilitada de por vida para la función pública.

Primero, entre las 9 y las 11, hablará su abogado, Carlos Beraldi, para cerrar el alegato que inició el lunes y martes. A partir de las 11, Cristina tomará la palabra de manera remota y buscará refutar ante el Tribunal Oral Federal 2 la acusación de los fiscales. Los jueces son Andrés Basso, Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu.

En las dos audiencias de esta semana Beraldi respondió a la acusación contra la vicepresidenta y cuestionó a Luciani. Negó que Cristina Kirchner haya tenido participación en la decisión de otorgar obras viales a Báez en Santa Cruz y que se haya producido una reunión entre ella y el empresario, como denunció el fiscal.

Surgieron contrapuntos importantes entre el fiscal y el defensor, especialmente respecto de dos hechos denunciados por Luciani en su alegato: el denominado “Plan limpiar todo” (para pagarle a Báez lo que se le adeudaba antes de que el kirchnerismo dejara el poder en 2015) y el supuesto encuentro entre Cristina y el empresario patagónico en la provincia de Santa Cruz. Beraldi refutó a Luciani y dijo que no se le pagaron los 537 millones de pesos a las empresas de Báez que el fiscal señaló, sino que se le debía dinero cuando finalizó el gobierno kirchnerista.

Y, mientras Luciani había afirmado que Cristina Kirchner aterrizó el 30 de noviembre de 2015 en Santa Cruz para reunirse con Báez, Beraldi dijo que Cristina llegó a Santa Cruz el día anterior, es decir, el 29 de noviembre, y que el 30 a la tarde viajó a Bariloche.

El abogado también negó que hubiera existido un “apagón informativo” en la cuestión presupuestaria y que dijo que el Congreso, que aprobó los proyectos de presupuesto durante los gobiernos kirchneristas, no fue engañado, como había afirmado el fiscal. Y reconoció las operaciones comerciales entre los Báez y la familia Kirchner, a las que calificó como legales. Esas operaciones, para la fiscalía, fueron el móvil de la maniobra denunciada e investigada en esta causa.

La vicepresidenta exhibió fragmentos del alegato de sus defensores vía Twitter. Hoy deberá responder con argumentos jurídicos a la acusación que la señala como jefa de una asociación ilícita y por administración fraudulenta.

Cristina había pedido ampliar su declaración indagatoria después de que Luciani pidió las condenas. Eso fue rechazado por el tribunal, que sostuvo que la etapa de las indagatorias ya había concluido. La vicepresidenta dijo que la privaban de su derecho de defensa y en respuesta hizo un alegato político que transmitió a través de sus redes sociales. Ahora podrá hablar en la instancia de su alegato de defensa porque es abogada y porque se constituyó como abogada en causa propia, autorizada por el tribunal.

El abogado Ary Llernovoy, que participó de las audiencias del juicio junto a Beraldi y que también expuso el lunes y el martes pasado, renunció a su rol como defensor para que ella pudiera ser designada.

Ya alegaron, desde el cinco de septiembre hasta este momento, los abogados defensores de Héctor Garro, Raúl Daruich, Mauricio Collareda, Julio De Vido y Abel Fatala. El próximo alegato empieza el próximo lunes y es el de la defensa de Lázaro Báez, que es representado por Juan Villanueva. El abogado tiene previsto utilizar las tres audiencias que le concede el tribunal a cada imputado. (lanacion.com)