DENGUE: Piden a los vecinos que tienen aljibes y otros depósitos de agua que cumplan con las medidas necesarias

72

 

El objetivo es evitar la formación de criaderos que ponen en riesgo la circulación del virus y el desarrollo de la enfermedad, teniendo en cuenta que esta época del año reúne las condiciones favorables, de temperaturas elevadas y humedad.

Desde el Departamento de Vectores del Ministerio de Desarrollo Humano, solicitaron a los vecinos que almacenan agua en aljibes, tanques, cisternas, cántaros, piletas y otro tipo de recipientes similares, a que cumplan con las medidas recomendadas que apuntan a evitar los criaderos de mosquitos.

En ese sentido, reiteraron que ese tipo de receptáculos que, habitualmente se utilizan en las casas de nuestra provincia, “sobre todo en las localidades del interior”, deben ser tratados adecuadamente para impedir que ingresen los mosquitos en su interior y pongan huevos que luego se desarrollan en nuevos mosquitos y pueden transmitir la enfermedad.

Recordaron que el dengue es transmitido por el mosquito Aedes egypti, una especie que le gusta vivir en los mismos lugares habitados por las personas y que busca recipientes que tienen forma ahuecada, con paredes y contienen agua limpia quieta.

“Esos son los lugares que este mosquito elije para alojarse, poner sus huevos, formando criaderos donde esos huevos avanzan a los otros estados de su crecimiento hasta convertirse en nuevos mosquitos adultos, con alas y que pueden transmitir la enfermedad, picando a una persona que está infectada y luego a otra sana, transmitiéndole el virus del dengue”, explicaron.

Tapar herméticamente y usar larvicida

Sobre eso, remarcaron la necesidad de que los recipientes recolectores de agua sean “tapados herméticamente para impedir que ingresen los mosquitos y se transformen en focos, es decir en criaderos”.

En caso de no poder taparse, ya sea porque no tienen tapa o por otro motivo “se debe aplicar en ellos el larvicida LARVIKILL, una sustancia que es entregada por los brigadistas que recorren las casas, de manera gratuita. Al mismo tiempo, se enseñan las instrucciones adecuadas para su correcto uso y sea efectivo para matar las larvas de mosquitos”.

Avanzaron detallando que, el larvicida es un líquido que no hace mal a las personas ni a los animales, por lo tanto, puede utilizarse de manera segura aplicándolo en los recipientes donde se junta agua para tomar, por ejemplo.

“Este producto debe aplicarse en cada recipiente según las instrucciones de los brigadistas y cada siete días, porque es el tiempo que dura su efecto. Es decir, debe repetirse su aplicación una vez por semana y teniendo en cuenta la cantidad de gotas que debe colocarse, de acuerdo a la superficie que tiene cada depósito de agua”, agregaron.

Al finalizar, informaron que, si bien es entregado por los operadores sanitarios que recorren los distintos barrios, tanto en la capital como en el interior de la provincia, el larvicida también puede solicitarse en “las bases de vectores de las distintas localidades, hospitales, centros de salud y en los municipios”. (am990formosa.com)