Desde la asunción de Milei, hay 44.262 trabajadores menos en la Administración Pública y las empresas estatales

75

 

El recorte se hizo notar en la planta de personal desde el primer mes del nuevo gobierno. En qué áreas se desempeñaban los ex empleados.

Con el objetivo de reducir el gasto público, en sólo un mes el Gobierno nacional redujo un 14% el tamaño total de su planta de personal. En noviembre pasado, último mes completo de Alberto Fernández como presidente, el Estado contaba con 317.345 empleados; al finalizar diciembre, con Javier Milei al frente del Ejecutivo, la planta ya se había achicado a 273.083 personas, es decir 44.262 trabajadores menos.

De acuerdo a un informe elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el recorte más significativo se produjo entre los trabajadores “en convenio”. Se pasó de 276.896 trabajadores en noviembre a 231.176 en diciembre (45.720 menos). Además, dejaron de trabajar 636 empleados que estaban fuera de convenio. En contraparte, se sumaron 2.094 trabajadores en la categoría “otros”, aunque se trata de un número que no mueve la aguja sobre los resultados generales.

Es importante aclarar que la variación no se debe a cuestiones estacionales, como se podría suponer (en diciembre suelen vencer contratos), sino que se atribuye a una decisión tomada por parte de las autoridades nacionales. Si se analizan los números de dotación del personal en los últimos tiempos, se encuentra que en otros “diciembres” el número de trabajadores se mantuvo estable.

Se debe recordar, además, que el propio Presidente anunció en varias oportunidades que reduciría la planta de personal del Estado al mínimo y a pocas horas de haber comenzado la nueva gestión, el ministro de Economía, Luis Caputo, anticipó que no se renovarían los contratos laborales con menos de un año de vigencia.

Dónde se hizo el recorte

Dado el informe que el Indec publica cada mes, resulta complicado hacer comparaciones dentro de cada área del sector público, ya que la estructura del Gobierno cambió casi por completo desde la asunción de Milei, incluyendo la supresión de muchos ministerios y el traspaso de sus áreas hacia otras carteras.

Por un lado, se debe tener en cuenta que el Estado cuenta con un área centralizada, donde se encuentran los trabajadores directos de cada ministerio y un área descentralizada, donde se desempeñan los empleados de otros organismos públicos.

En lo que respecta a la parte centralizada, se observan grandes cambios entre el final de la era Fernández y el inicio de la era Milei. En algunos casos las diferencias son mínimas -la Jefatura de Gabinete de Ministros, por ejemplo, pasó de 3.330 a 3.057 empleados (273 menos), mientras que el Ministerio de Economía se redujo de 8.686 a 8.623 trabajadores y el de Justicia pasó de 1.553 a 1.490. En otros casos, las brechas son notables. La reestructuración del Estado hizo que toda la administración centralizada pasara de 51.556 a 35.462 empleados, lo que significa que dentro de los ministerios nacionales hay 16.094 trabajadores menos (algunos ministerios desaparecieron y otros se unificaron).

Empresas públicas y organismos descentralizados

En la parte descentralizada, donde se encuentran algunos de los grandes organismos nacionales, como Anses, AFIP, INTA, Enacom y Conicet, entre otros, dejaron de trabajar 17.166 personas. En detalle, eran 130.192 los trabajadores que se desempeñaban en los organismos descentralizados en noviembre y fueron 113.026 los que se contabilizaron en diciembre. Es importante aclarar que algunos organismos no informaron sus números en la publicación de diciembre, por lo que no fueron contabilizados por el Indec para la elaboración de los números generales.

El resto de los trabajadores que dejaron de formar parte del Estado, se explican en realidad por cambios en las plantas de personal de las empresas estatales. Entre todas empleaban a 96.423 personas a finales de noviembre y bajaron a 85.163 personas en diciembre (11.620 menos).

No identifican casos de recortes muy llamativos, pero sí muchas reducciones chicas que en forma conjunta hacen un número mayor. En Banco Nación, por ejemplo, dejaron de trabajar 118 personas, mientras que en Radio y Televisión Argentina dejaron su cargo 15 personas.

Algunas de las empresas más grandes, como Aerolíneas Argentinas (11.926 empleados, Operadora Ferroviaria S.E. (23.812) y Agua y Saneamientos Argentina (7.790) no tuvieron variaciones significativas en el período analizado, pero a nivel general, sumando todas las firmas de mayor y menor tamaño, los números fueron contundentes.

En síntesis, los grandes recortes tuvieron lugar en los ministerios, donde se encuentran los trabajadores directos del Gobierno nacional. El resto de los ex empleados se desempeñaban en organismos descentralizados y en empresas del Estado, pero en ningún caso se observaron despidos masivos. (infobae.com)