DOLAR HOY: El blue abrió el mes en alza y atravesó una nueva barrera

462

 

El tipo de cambio paralelo avanzó $10 y se vendió a $560 en la City porteña ; los financieros iniciaron la jornada con subas de hasta $12, pero las intervenciones del Banco Central frenaron la escalada.

Agosto arrancó con una nueva suba del dólar blue. A dos semanas de que los argentinos acudan a las urnas, un acontecimiento que suele incentivar la dolarización de carteras, los tipos de cambio libres se ven más demandados y presionan a las cotizaciones al alza. Sobre todo en un escenario donde la macro no acompaña, con una inflación que se posiciona arriba del 7% mensual y mientras las reservas netas del Banco Central (BCRA) siguen profundizándose en terreno negativo.

Tras dos ruedas consecutivas en caída, hoy el dólar blue se negoció a $560 en las calles y cuevas de la City porteña. Esto representó un salto diario de $10 (+1,81%), y marcó una nueva cotización nominal récord, dejando atrás los $553 que alcanzó durante la semana pasada.

Sin embargo, en términos reales, la cotización actual del dólar blue está por debajo de sus picos históricos. Por caso, un año atrás el tipo de cambio paralelo alcanzaba los $338, luego de la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía. Ajustado por inflación, ese valor en la actualidad sería de $739, según estimaciones del analista financiero Salvador Vitelli. A su vez, los $195 que tocó el dólar blue a fines de octubre de 2020 serían unos $956 a valores de hoy.

“El mercado informal no parece haber tomado nota del pago efectuado al Fondo Monetario Internacional (FMI), ni de las noticias del principio de acuerdo. Cosa que todavía presenta dudas, ya que parecen faltar datos de las condiciones, que todo indica se conocerán más adelante. No veo que haya mucha oferta para que el blue se acomode a un nivel inferior, no hay que olvidarse que los precios de algunos dólares alternativos están por encima del blue (Qatar, por ejemplo, a $575) y eso incentiva la demanda. Por otro lado, todo indica que sigue habiendo exceso de pesos y la incertidumbre aumenta la demanda por cobertura. Mientras que la tendencia a dolarizar es fuerte en años de elecciones”, consideró Gustavo Quintana, operador de cambio en PR.

En las primeras negociaciones del día, la tendencia alcista también se replicó entre los tipos de cambio financieros. Pero, conforme pasaron las horas, aparecieron las intervenciones que realiza diario el Banco Central (BCRA) sobre el mercado de bonos y le puso techo a las cotizaciones.

De esta forma, el dólar MEP mediante la compra-venta de bonos GD30 cerró en las pantallas del mercado de capitales a $509,45. Fueron $0,50 menos frente al cierre anterior (-0,1%), pese a haber registrado un máximo de $522 durante el mediodía. En tanto, el contado con liquidación (CCL) GD30 permaneció estable en los $521,46 (+0,1%). El CCL con Cedears, donde las intervenciones oficiales no impactan de forma directa, subió $9 y cotizó en los $560,13 (+1,6%).

“Persiste la tendencia alcista del dólar MEP y continúan las grandes órdenes en pantalla [del Banco Central], especialmente en el título AL30, que ayer operó un tercio del volumen total de la rueda en los últimos 15 minutos. A pesar del esfuerzo por la contención del MEP, este acumuló una suba de 5,7% en el mes de julio, donde solo en los últimos días avanzó un 4,6%. Esto demuestra el despertar del MEP en los últimos días desde el anuncio de las nuevas medidas, mostrando cierta pérdida de poder de fuego en la cotización”, señalaron desde Delphos Investement.

En julio, la entidad monetaria se habría desprendido de US$318,2 millones para intervenir en este segmento y traer calma a los dólares financieros, según estimaciones de la sociedad de bolsa Portfolio Personal de Inversiones (PPI). Una estrategia que contó con el visto bueno del FMI, según se dio a conocer el viernes con la firma del nuevo acuerdo técnico.

El tipo de cambio mayorista se vendió a $276,15 (+0,2%), por lo que la brecha frente al blue volvió a expandirse por encima del 102%. Sin embargo, ayer el mercado de dólar futuro se recalentó y los inversores comenzó a cubrirse ante la posibilidad de que haya un salto cambiario postPASO.

“No hay posibilidad de que los fundamentals de la economía mejoren a corto plazo y creemos que el reordenamiento de la economía solo comenzará con una nueva administración. Sostenemos que la salud de la transición dependerá del resultado que el oficialismo obtenga en las PASO. Un desenlace inesperado, ya sea un mejor desempeño del previsto o una derrota contundente, pueden acelerar los plazos en una economía que carece de reservas internacionales para contener la presión. Pero mantenemos nuestro escenario base de que no se producirá un salto devaluatorio antes de las primarias, ni tampoco antes de que se definan las elecciones generales, aunque a costa de más inflación y presión sobre los dólares financieros”, analizó Martín Polo, estratega en jefe de Cohen Investment.

En cambio, el S&P Merval se ubicó en las 453.024 unidades, una caída diaria del 0,9%. En el panel principal, las mayores bajas fueron para los papeles del Banco Macro (-4,6%), Cablevisión Holding (-3,6%), el BBVA (-3,3%) y Transportadora de Gas del Norte (-3,1%). (LA NACION)