River derrotó 2 a 1 a Internacional y dio un paso importante hacia la clasificación a cuartos de final de la Copa Libertadores

483

 

El equipo dirigido por Martín Demichelis supo reponerse luego de estar en desventaja y, con un ingreso increíble de Pablo Solari, dio vuelta el encuentro.

Carácter y buen fútbol. Un ejemplo perfecto de cómo anteponerse a las adversidades. River dio cátedra en su propia casa y derrotó 2 a 1 a Internacional de Porto Alegre, para dar un paso importante de cara a la clasificación a cuartos de final de la Copa Libertadores 2023. El equipo millonario dominó cada uno de los aspectos de juego y se llevó un triunfo sufrido pero merecido. Le costó sorprender al arquero uruguayo Sergio Rochet, que parecía invencible hasta el ingreso de un suplente estelar: Pablo Solari.

56% de posesión de la pelota. 21 remates contra apenas seis del visitante. Cinco tiros de esquina a favor y solo tres de Inter. Los números reflejan a la perfección el trámite del partido. El equipo dirigido por Martín Demichelis fue ampliamente superior, pero tuvo que levantar cabeza luego de un gol inesperado cuando la persiana del primer tiempo estaba a punto de bajarse. La jerarquía individual del ecuatoriano Enner Valencia hizo que el conjunto gaúcho se ponga en ventaja por intermedio de una pelota parada a los 46 minutos.

River se fue al vestuario con el aliento de su gente pero con evidente malestar por la actuación del árbitro venezolano Jesús Valenzuela. Sin embargo, a su juego lo llamaron. Y en el complemento, no dejó lugar a dudas. Rochet se convirtió en figura con atajadas excepcionales ante Nacho Fernández, Nicolás De la Cruz y Esequiel Barco. Hasta que Demichelis movió las piezas y optó por el ingreso de Solari en reemplazo del capitán Enzo Pérez. De ahí en más, todo se resolvió en cuestión de minutos.

El ex Colo Colo mostró todo su potencial y extendió aún más su gran presente, con dos goles extremadamente importantes para dar vuelta el resultado. El primero llegó pocos segundos después de su ingreso. En la primera intervención, recibió un pase largo de De la Cruz, se metió al área y definió cruzado para poner el 1 a 1 transitorio. Sin embargo, se ganó la ovación ocho minutos después, cuando aprovechó una gran asistencia de Beltrán para definir desde la puerta del área ante la salida del arquero de Inter. Doblete, reconocimiento y una remontada para el recuerdo. De la mano de Pablo César, River mantiene viva la ilusión de alzarse con el segundo título de la temporada, tras la obtención de la Liga Profesional. (LA NACION)