“Es un disparate”: el campo criticó el paro de la CGT en contra del gobierno de Milei y dejó una advertencia

70

 

Para la Rural, la medida de fuerza es “inoportuna”; Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) señaló que se trata de “una acción netamente política”.

La Sociedad Rural Argentina (SRA) rechazó el segundo paro general que realizará mañana la CGT. Para el presidente de la entidad, Nicolás Pino, esta medida de fuerza por parte de los sindicatos es “inoportuna, a destiempo, no es el momento de lo que la Argentina necesita para salir adelante”.

“Se tiene que ir por otro lado. Las soluciones van en base a los diálogos y los consensos y no de manera arbitraria, ni llevándose a nadie por delante. Esto es anacrónico para el momento que vive la Argentina. Y parece mentira que ahora la CGT, una entidad más que importante en el país y estuvo muda durante cuatro años y directamente no apareció nunca, de golpe le hace dos paros generales a un nuevo presidente [Javier Milei] con solo 100 días de mandato. Es un disparate”, enfatizó a LA NACION.

En cuanto a la participación de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) en el paro y el rechazo de este sindicato a la reforma laboral, Pino dijo que, en realidad, el proyecto del Gobierno busca “emprolijar las leyes laborales, no en beneficio del patrón, sino en cuidar al trabajador”.

“Esta modificación brindará la posibilidad de dar más y más trabajo; se va a potenciar en todos los sectores productivos. Si las entidades, como Uatre, creen y piensan que la solución va a estar en emitir comunicados, están equivocados. Que se dejen de emitir comunicados para la prensa y que se sienten en una mesa a discutir las cuestiones que los atañen. Desde la Sociedad Rural, más allá de los comunicados, las soluciones se generan con diálogos, con las cosas claras”, remarcó.

Ayer, en un comunicado, la Uatre adhirió al paro nacional de mañana en rechazo a la Ley Bases que impulsa el oficialismo e incluye una reforma laboral. Para el gremio, la iniciativa, que ya tiene media sanción de Diputados, significa “un retroceso en los derechos laborales de todos los trabajadores, y en particular, los pertenecientes al sector agropecuario ya que aumentará el trabajo no registrado, acentuará la precariedad laboral, y elevará el trabajo esclavo y el trabajo infantil”.

“Este proyecto de ley busca terminar con las Bolsas de Trabajo, haciendo lugar a la proliferación de empresas tercerizadoras y cooperativas de trabajo, modelo que ha profundizado el fraude laboral. Amplía los períodos de prueba que afectará a los trabajadores rurales de las distintas economías regionales; instala el Fondo de Cese Laboral que elimina las indemnizaciones; y la quita de multas para quienes no registren a sus trabajadores, otorgan un premio a los ‘negreros’ y ‘explotadores’ de nuestros hombres y mujeres rurales. Así lo confirman las inspecciones que en conjunto vienen haciendo la Uatre, el Renatre y los ministerios de Trabajo provinciales: fiscalización diaria en distintos puntos del país con resultados vergonzantes por cómo tratan a muchos de nuestros trabajadores estos intermediarios”, dijo José Voytenco, secretario general de la Uatre.

Por su parte, Carlos Castagnani, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), enfatizó que “el paro nacional es una acción netamente política que no responde a necesidades reales de la sociedad”.

“En vez de promover el bienestar colectivo, se corre el riesgo de generar división, perpetuando un ciclo de confrontación en lugar de buscar soluciones constructivas a los problemas sociales y económicos”, indicó. (LA NACION)