Juan Grabois se movilizó a Comodoro Py para hacer una «parodia futbolística» en defensa de Cristina Kirchner.

31

 

El Frente Patria Grande organizó una actividad con movilización antes de la sentencia en la causa Vialidad. El oficialismo, en alerta.

El dirigente social Juan Grabois encabezó este lunes una protesta en los tribunales de Comodoro Py para apoyar a la vicepresidenta Cristina Kirchner, cuando falta un día para que se conozca el fallo en el juicio oral y público por el caso Vialidad. «Pongo las manos en el fuego por Cristina”, sostuvo el jefe del MTE en diálogo con A24.

Además, opinó sobre el fallo de mañana en el caso Vialidad. “Cuando el árbitro está comprado, el resultado es medio obvio. Sin embargo, yo no tengo la bola de cristal, aunque pareciera que el grupo Clarin sí”, aseveró.

En ese sentido, dijo «Si me preguntas si hubo corrupción en el Gobierno de Cristina, te digo que si». Y apuntó contra los medios de comunicación al decir que también hay corrupción en ellos.

«Parodia futbolística» en defensa de Cristina Kirchner

El montaje que desplegó Grabois en la Avenida Comodoro Py, frente a los tribunales federales, escenificó un partido en el que jugaba el equipo “Los Mufas”, un combinado en el que se personificaba como jugadores a Macri (que era el capitán); Luciani; Marcelo D’Alessandro (ministro de Justicia y Seguridad porteño); los magistrados Rodrigo Giménez Uriburu (del tribunal que dictará mañana el fallo contra Cristina), Julián Ercolini y Leopoldo Bruglia, y el directivo del Grupo Clarín Jorge Rendo. Ese combinado enfrentaba a una “Selección Argentina” en la que se personificaba a Cristina Kirchner como capitana y la completaban representantes de “campesinos; educadores en dupla con los trabajadores informales; gremios; economía popular y transfeminismo”.

«Parodia futbolística» en defensa de Cristina Kirchner

La parodia incluyó un árbitro que favorecía a “Los Mufas”, que estaban alentados por una “hinchada del Liverpool” (nombre del equipo en el que jugó el fiscal Luciani en un torneo en la quinta Los Abrojos, propiedad de Macri). (a24.com)