La Comisión Nacional de Inmunizaciones sugirió incorporar la vacuna contra el dengue al calendario nacional, priorizando el NEA y el NOA.

87

 

CONAIN recomendó inmunizar con la vacuna de Takeda a adultos jóvenes de las zonas más afectadas y a la población entre los 25 y 34 años.

La situación epidemiológica impone una discusión en la agenda: la necesidad de incorporar en el calendario la vacuna contra el dengue. A fines del año pasado, la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain), cuya sociedad científica es dirigida por la reconocida infectóloga Andrea Gentile resolvió emitir una recomendación sobre incluir la vacuna Qdenga, del laboratorio Takeda, al ámbito público, estableciendo como criterio priorizar las regiones más afectadas por la enfermedad que transmite el vector, Aedes aegypti.

“Se está evaluando en la Conain si se incorpora al calendario y probablemente sea de forma regionalizada. Desde el año 2016 vengo diciendo que se debe incorporar la vacuna contra el dengue, NEA y NOA por la cantidad de casos son candidatas para empezar la vacunación y probablemente el grupo etario sea de 20 años en adelante”, señaló el pediatra e infectólogo, Oscar López.

La resolución del cónclave de especialistas fue la siguiente: “analizar la implementación de la vacunación en los departamentos más afectados por la enfermedad de manera dirigida en el marco de la estrategia integrada; y trabajar en la elaboración de una matriz para la implementación de una estrategia de vacunación por departamentos”.

Hasta el momento, únicamente Brasil anunció a fines de diciembre pasado la inclusión de Qdenga a su calendario de vacunación; convirtiéndose en el primer país en vacunar gratis contra el dengue.

En Argentina, la vacuna fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) en abril de 2023 y está disponible desde la primera semana de noviembre para el sector privado, en farmacias y vacunatorios, a un costo de 51 mil pesos cada dosis, que se aplica en un intervalo de tres meses. En tanto, algunas obras sociales como Osde, ofrecen una cobertura del 40%.

Asimismo, desde la Comisión instan a “considerar a la población adulta joven como destinataria de la estrategia, para ver impacto en la carga de enfermedad, teniendo en cuenta que es la más afectada con la mayor incidencia en las personas entre los 25 y 34 años de edad”.

Por otro lado, se planteó una segunda opción “vacunar entre los 11 y 15 años de edad. Se destaca la importancia de realizar estudios de costo-efectividad”.

En cuanto a la consideración de iniciar la vacunación por las regiones más críticas, la Conain explica en su documento: “Se observan jurisdicciones en las que se registra circulación de dengue durante todo el año, sin interrupciones que requieran reintroducción del virus, siendo la circulación viral predominante corresponde a DENV- 2 en NOA y DENV-1 en NEA” a excepción de Misiones, donde circula el DEN-2, considerado el más grave.

Se comenta que hay experiencias exitosas de vacunación en regiones geográficas como fiebre amarilla y fiebre hemorrágica argentina: a lo cual los jefes de los programas de inmunización de Salta y Formosa anunciaron que las provincias ya iniciaron los procesos de compra para la vacunación de los departamentos afectados.

En total, el NEA tiene acumulados 19.517 casos de dengue. Y si bien los contagios van en aumento, Misiones representa la provincia de la región con menos reportes: el último arrojó 836 infectados. Chaco es la jurisdicción más complicada concentrando 16.224 casos de dengue, Corrientes acumula 2.216 y Formosa registra 1.037.

Otro dato que aportan infectólogos y epidemiólogos que integran la Conain para explicar el escenario actual es que “se ha expandido el área de circulación del vector Aedes aegypti que puede relacionarse con la adaptación del mosquito a temperaturas más bajas. Se han identificado potenciales criaderos en algunas localidades de la provincia de Neuquén”.

La postura de la Conain es el disparador de un proceso que deberá ser definido por el gobierno nacional, siendo seguramente tema de debate en los encuentros del Consejo Federal de Salud (Cofesa), integrado por los ministros de todo el país.

Cuándo es un dengue grave: síntomas

El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra. Los síntomas a tener en cuenta son: fiebre entre 39 ºC y 40 ºC (no más de siete días); dolor detrás de los ojos; vómitos; dolores musculares y de las articulaciones; dolores de cabeza constante; pérdida de apetito; y en algunos casos aparecen puntos rojos que se asemejan a la rubéola en pie, manos y axilas. El dengue es grave cuando se producen hemorragias. Al principio de la enfermedad, no se puede saber si el dengue se curará en una semana o derivará en complicaciones tras el período de fiebre. Por lo tanto, se recomienda estar alerta ante la aparición de los siguientes síntomas: dolor abdominal intenso y continuo, vómitos persistentes, sangrado de mucosas (encías, nariz, vagina, etcétera), cambios en el estado mental (mayor somnolencia o irritabilidad). Entre las recomendaciones está: no automedicarse, evitando especialmente tomar aspirinas, ibuprofeno o aplicarse medicamentos inyectables ya que favorecen las hemorragias. (noticiasformosa.com)