Las consecuencias de la sequía: la liquidación de divisas en 2023 fue la más baja en 13 años

104

 

. El año pasado ingresaron US$ 19.700 millones, 51% menos que en 2022.
. En diciembre, la liquidación cayó un 66%.

El último informe de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) confirmó el desastre que provocó la sequía durante el 2023.

Ambas cámaras anunciaron hoy que durante el mes de diciembre las empresas del sector liquidaron US$ 1.245 millones, lo que representa una baja del 66% en relación al mismo mes de diciembre del año 2023 y una mejora de 24% en relación al mes de noviembre del 2023.

«El ingreso de divisas del mes de diciembre es el resultado de la sequía, que ha generado perdidas de stock disponible de granos, así como de un nuevo dólar exportador establecido por el Decreto 28/23», indicaron las cámaras.

«Si bien el ingreso de divisas de diciembre fue superior a noviembre, estuvo impactado negativamente por el bajo remanente de granos de la cosecha gruesa, una producción de trigo afectada por el clima y cambios en el régimen de comercio exterior que estableció el Banco Central y no permitieron la fluidez necesaria particularmente en las cobranzas de productos procesados de la soja que contienen soja importada bajo el régimen de admisión temporaria, que se vio severamente afectado por las nuevas normas de la autoridad monetaria», agregó.

Según Ciara-Cec, la industria siguió con altos niveles de capacidad ociosa en terminales portuarias de granos como en la industria de la molienda.

Asimismo, compararon los 12 meses de 2023 con el año 2022: el sector cerealero-oleaginoso ingresó US$ 19.700 millones, lo que da cuenta que se perdió valores de ventas al exterior por US$ 20.700 millones (51%) contra los US$ 40.280 millones que se habían liquidado en 2022.

Según el análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario, la liquidación de divisas en 2023 fue la más baja en 13 años, cuando en en 2009 llegó a las US$ 16.199 millones.

También quedó por debajo del promedio desde el 2018 al 2022, que fue de US$ 27.420 millones.

Datos privados dan cuenta que en la campaña 2022/23 se perdieron más de 50 millones de toneladas entre trigo, maíz y soja por la peor sequía de la historia.

De todas maneras, las perspectivas para 2024 son auspiciosas tras las lluvias que se dieron a partir de octubre.

Se esperan para 2024 una cosecha de 137 millones de toneladas, la segunda mayor cosecha de la historia y divisas por más de US$ 35.000 millones (clarin.com)