Los movimientos sociales amenazaron con salir a la calle si Javier Milei les quita beneficios

95

 

El presidente electo prometió «mantendrá el orden en las calles» y que el ministerio de Desarrollo Social pasará a ser una secretaría dentro de la superestructura del Ministerio de Capital Humano.

Las organizaciones sociales oficialistas como el Evita, Somos Barrios de Pie, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Frente Popular Darío Santillán, entre otros, anticiparon que volverán a ganar las calles si el presidente electo, Javier Milei, cumple con sus promesas electorales de eliminar beneficios sociales para los sectores más postergados.

Los dirigentes sociales y la militancia que representan ya no solo se quedarán sin el Ministerio de la Economía Popular, que Sergio Massa les habría prometido en caso de ganar el balotaje, sino que la cartera de Desarrollo Social pasará a ser una secretaría dentro de la estructura de un superministerio que el libertario dio en llamar Ministerio de Capital Humano. Las carteras de Educación, Salud y Trabajo también serán subsumidos en esa nueva dependencia que, si Milei no cambia de opinión, estará a cargo de la licenciada en Ciencias de la Familia, Sandra Pettovello.

De confirmarse este hecho, y desde el 10 de diciembre, Pettovello tendría en su poder el manejo de la asistencia estatal como el Plan Alimentario y el Potenciar Trabajo, los dos programas más importantes del área que hasta ahora están a cargo de Victoria Tolosa Paz. Era la electa diputada nacional quien dialogaba con los piqueteros que solían acampar frente al histórico edificio ubicado en Avenida 9 de Julio y Moreno cada vez que le exigían más planes, la universalización del Potenciar Trabajo y más herramientas y máquinas para los emprendimientos productivos.

Todo hace prever que, como ocurrió durante la gestión de Mauricio Macri, al menos por un tiempo, los piqueteros, encabezados por el Polo Obrero, y las organizaciones sociales, que hasta ahora abrevaban en Unión por la Patria coincidirán en los reclamos y en la metodología, esto es cortes y piquetes que Milei advirtió que no permitirá. «En mi gobierno voy a meter presos a los piqueteros. Hay que cumplir la ley, la calle es para transitar», expresó el presidente electo el 21 de junio pasado en LN+. Ya como presidente electo, el líder libertario dijo en sus primeras declaraciones que mantenía conversaciones con el jefe de gobierno porteño, Jorge Macri, para garantizar el orden en las calles de la Ciudad de Buenos Aires.

«A cuarenta años de democracia, y en el día de la Soberanía Nacional, la ultraderecha encarnada por Javier Milei y el fascismo representado por la vicepresidente electa Victoria Villarruel ganó una de las elecciones más importante de esas cuatro décadas», analizó uno de los referentes sociales más destacados ante Infobae, y agregó: «Algo muy mal hicimos en los últimos quince años para que un advenedizo a la política, un economista que admira a Margaret Thatcher, y que va a privatizar YPF y Aerolíneas Argentinas, además de cerrar el Banco Central y tantas barbaridades más», opinó.

«El responsable del triunfo de Milei es el gobierno que ha llevado al pueblo a una situación de crisis insostenible. El gran derrotado es el peronismo, que ha gobernado para el FMI, agravando la pobreza, la indigencia y redistribuyendo de modo negativo la riqueza social», sostuvo la conducción de Polo Obrero, cuyo máximo referente es Eduardo Belliboni, quien ya aseguró que «vamos a salir a la calle con toda nuestra fuerza para combatir las propuestas antiderechos de Milei».

El primer dirigente social oficialista en expresar el impacto que generó el cachetazo del triunfo electoral de La Libertad Avanza fue el abogado y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois. «La historia sigue», le dijo a este medio. En sus redes sociales ya había expresado: «Enfrentar con entereza la adversidad, sostener con sabiduría nuestra organización y mantener con firmeza las convicciones porque, más fuertes que nunca, con la Constitución en la mano y el pueblo en el corazón, vamos a volver… mucho, muchísimo mejores. Acá no se rinde nadie», afirmó.

El diputado Juan Carlos Alderete, líder de la Corriente Clasista y Combativa, en diálogo con este medio, sostuvo: «Así como la política se equivoca, el pueblo también se equivoca. Por supuesto que la política, y los políticos, somos responsables porque llegó a calar tan profundo en nuestro pueblo propuestas que antes se concretaban a través de golpes de Estado. Hoy Milei y la vicepresidenta electa lo hicieron a través del voto popular».

-¿Pero con semejante triunfo, más del 11% de los votos, es indudable que personas que reciben un plan social, que van a las marchas de ustedes, también lo votaron?

-Y estoy seguro de que esa gente que lo votó saldrá a la calle y nosotros también vamos a salir a la calle a enfrentar, cueste lo que cueste -sostuvo el diputado nacional-; los dirigentes sociales, gremiales, peronistas, kirchneristas deben hacer una autocrítica para que fascistas lleguen a la presidencia. La CCC ha estado siempre en la calle y la confrontación va a seguir desde este momento.

Si bien Alderete habla en nombre propio y de su espacio, gran parte de los dirigentes sociales tienen un pensamiento similar, aunque, por ahora, no lo expresen de manera abierta.

Alberto Fernández decidió poblar su gobierno con dirigentes populares y administrar las políticas sociales con ellos. Desde el 10 de diciembre quedarán fuera de la estructura del Estado. Algunos ejemplos: Emilio Pérsico, uno de los líderes del Movimiento Evita, ocupa hasta ahora la Secretaría de Economía Social, el área que administraba el Potenciar Trabajo.

Fernando «Chino» Navarro, otro de los referentes del Evita, se desempeña como Secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario de la Jefatura de Gabinete.

Daniel Menéndez, coordinador nacional de Somos Barrios de Pie, es el Secretario del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social Complementario. Y Fernanda Miño dirigente del MTE, también quedará fuera del área que conduce desde Desarrollo Social.

Cada uno de ellos militó «puerta a puerta, barrio por barrio», las propuestas de Unión por la Patria y de Sergio Massa, pusieron todo su aparato a disposición, pero no les alcanzó, y eso también golpeó puertas adentro.

Según cuatro dirigentes consultados por Infobae, a partir del 10 de diciembre insistirán con las propuestas que Massa había tomado como propia y que habían sido impulsadas por Grabois cuando el abogado disputó las PASO enfrentado al ministro de Economía. Estas son: entregar lotes con servicios para construir un millón de viviendas sociales para los sectores más postergados.

Pero no es todo. Desde la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), aseguraron que Milei los encontrará en la calle si cumple con las promesas de campaña de reducir beneficios sociales, la quita planes, la reducción de subsidios a las cooperativas vinculadas al programa Potenciar Trabajo, reducción en la entrega de máquinas y herramientas para los proyectos productivos, la evaluación en la entrega de alimentos para los comedores y merenderos sociales.

Los movimientos sociales oficialistas no dudaron en ponerse la campaña de Unión por la Patria al hombro, por más que el ministro de Economía no era el candidato que más los seducía. Llevaron sus propuestas a las esquinas más vulnerables del conurbano bonaerense y del país. Acompañaron a votar a miles de ciudadanos hasta las inmediaciones de los lugares de votación a ciudadanos que no querían sufragar, decepcionados por el gobierno de Alberto Fernández y la altísima inflación.

Grabois, referente del Frente Patria Grande, lo recordó de esta manera: «Humildad en la victoria, dignidad en la derrota. Nosotros siempre aceptamos los resultados. El Movimiento Nacional tiene más de 200 años de historia. Muchas veces cayó y tantas otras resurgió como el Ave Fénix. Enfrentar con entereza la adversidad, sostener con sabiduría nuestra organización y mantener con firmeza las convicciones porque, más fuertes que nunca, con la Constitución en la mano y el Pueblo en el corazón, vamos a volver… mucho, muchísimo mejores», afirmó, y volvió a remarcar, como lo hizo Juan Carlos Alderete: «Acá no se rinde nadie, si nos toca la persecución será la forja del porvenir… y que viva por siempre el sueño de una Patria justa, libre y soberana, con tierra, techo y trabajo para todos». (EL COMERCIAL)